lunes, 12 de octubre de 2009

Balompié II

Naturalmente soy de Velez, y en alguna época de mi vida estuve muy familiarizada con todos los torneos, porque estar de novia con un camionero significa pasar los domingos comiendo facturas y mirando doscientos partidos a la vez.

De cualquier modo, hoy no estoy cerca del fútbol, y mucho menos de Velez, y eso me permite poder estar feliz cuando gana cualquiera. Hace un rato papá me traía a casa después de 24 hs de ser únicamente hija, y justo coincidimos con la salida de la gente del monumental. Papá puteó, porque está carente de paciencia. Yo, en cambio, me copé viendo cuánta gente feliz había en la calle, cantando, sonriente, tocando bocina, con banderas, y qué se yo... piel de gallina de nuevo.

1 comentario:

mariana dijo...

Ahhh ok. Entonces, ahora sos de river. (?)