sábado, 3 de octubre de 2009

¿Podemos hablar en plural porque nos resulta simpático?

Hoy nos levantamos escuchando la radio, hablaban de lo de Kraft, claro, porque hoy día no está sucediendo nada mas en ningún lado. Y la semana que entra seguro nos olvidamos de ese conflicto y empezamos de nuevo con los abuelos víctimas de la inseguridad. Apagamos la radio porque hoy preferimos vivir en un termo, ponemos agua para el mate y salimos a comprar facturas. Nos ponemos pollera porque creemos que hace calor, pero no. Charlamos con el panadero que es simpático, leemos un ratito, escribimos otro, tomamos mate, comemos medialunas de grasa. Escuchamos pop, bailamos un poco en el patio, pensamos que tenemos que limpiar el patio, lo dejamos para otro momento, pensamos en faltar al taller, nos arrepentimos, fumamos un cigarrillo, escuchamos a la camioneta que pide muebles y cosas usadas, recordamos un poco nuestra infancia, volvemos a bailar pop, porque es sábado a la mañana, tenemos la pared pintada de fucsia y es día de pop. Y también pensamos que lo bueno de ser solas es que si Mika fuera straight y nos pidiera casamiento le podríamos contestar "yes, of course, cantame finito al oído hasta que la muerte nos separe". Nos reímos, y seguimos bailando.


2 comentarios:

la secretaria dijo...

ah, pero lo manejas muy bien, a veces el plural es un abuso, a veces un gol

mariana dijo...

Terminaste de pintar?


Besos, emes.