miércoles, 28 de octubre de 2009

A no confundir

Que piense que me gustaría tener una compañía para mirar mis películas no significa que esté mal de ánimo. ¿Cómo puedo estar mal de ánimo? Estoy durmiendo mucho mejor, en casa tengo infinidad de comida rica, mis problemas monetarios poco a poco se van solucionando, tengo gin, tengo tónica, puedo comprar chocolates, las sábanas están limpias, la casa también, etcétera etcétera. Me faltaría un porro.

Todo no se puede.

Mierda.

5 comentarios:

el cenicero de Elle Nicotina dijo...

ufff.. te cambiaría uno por chocolate... muero de hambre (bueno, de comer algo rico)

LeO dijo...

venía bien, venía bien, venía bien y se volvió a ir todo al carajo...


uno más así y me largo a llorar, eh!

mariana dijo...

Jajajaja...siempre dando la nota! Diria mi madre.

M. (Una Ramera) dijo...

cenicero: pero un chocolate es mucho mas facil de conseguir!!!

leo: pero no llores! vos hacé como yo, que escribo eso y cuando llego a la parte de lo que me falta, me río

mariana: es que estudié música demasiados años (?)

aparte, vieron que trabajé hasta la madrugada? ni película, ni comidda rica, ni disfrutar de mi casa limpia, ni nada lindo. mi vida apesta

Leo dijo...

Te cambio porro por las caricias en la cabeza del post anterior.