viernes, 23 de octubre de 2009

Basta para mi

Llegué y no me diste bola. Siempre fue asi, siempre tuviste algo mas importante que hacer. Si no era el trabajo, eran tus amigos, tu familia, tus deseos, tus, tus, tus. Hablaste por teléfono, desapareciste por algunos minutos. Y ahí la vi. Ella, ni tan perfecta, ni tan linda, ni tan interesante como yo la imaginé. Porque sí, la imaginé muchas veces, aun cuando estábamos juntos y yo sabía de su existencia. Y estaba frente a mi, y vos estabas sonriente, y ella también. Y yo sentí que el alma se me caía al piso, aunque no sé claramente por qué. Me recosté en la cama, y cuando viniste me preguntaste qué me pasaba. Yo sonreí, haciendo como que no pasaba nada, pero vos me conocés. Me conocés tanto que me da bronca. Y tal vez por eso siempre termino volviendo. Porque me mirás y sabés qué tengo, si estoy triste o feliz, si me estoy haciendo la boluda o si te estoy mintiendo. Sabés qué decirme, de qué manera, y conocés mis virtudes y, especialmente, mis miserias. Y me volviste a preguntar, y te volví a decir nada, y me abrazaste y me dijiste que me querés, que siempre me vas a querer. Se me llenaron los ojos de lágrimas, te dije que yo también siempre te voy a querer. Y te miré a los ojos y te dije un montón de cosas con los ojos, porque yo siento que nuestros ojos a veces se comunican. Vos te reiste, siempre te reís cuando yo hago la pavada de hablarte con los ojos. Me levanté, volví a abrazarte, y te dije ¿salimos? y salimos. El resto de la noche te escuché a medias, no pude dejar de pensar en ella, en tu sonrisa con ella, en el beso que le dabas, en la felicidad que mostrabas. Y mientras pasaba la noche, mientras comías mi pollo y yo picoteaba tu entraña, no dejaba de pensar que todas esas columnas de hormigón que servían de estructura de nuestra relación, se iban derrumbando de a poco. Todos esos argumentos que servían de base para que siguiéramos adelante. Todos esos yo siempre seré su preferida, siempre termina durmiendo en nuestra cama, es a mi a quien ama, todas esas son las otras, todas esas frases estúpidas que usé durante mas de tres años para justificar que me seguía quedando con vos, todas esas veces que me convencí de que cambiarías, de que me querrías como yo necesitaba, todo eso fue desapareciendo mientras en mi cabeza se iba formando una sola frase, que no terminaba de leer (o no quería), porque empezó a rebotar por las paredes de mi cráneo, haciendo eco y multiplicádose por millones, reemplazando (borrando) todos esos años de amor y de bancarte. Y entonces te miré, me hablabas no sé de qué, y recién ahí, cuando me detuve a mirarte, a pensar de qué carajo me estabas hablando, por qué carajo me estabas hablando, recién ahí la frase dejó de rebotar y cayó como si fuera un ladrillo, y entendí, entonces, qué está pasando: ahora la otra, soy yo.

Y de ninguna manera, pupi.

7 comentarios:

LeO dijo...

Teniendo delante entraña, "Pupi" picoteaba tu pollo?

Eso dice mucho de él.

Y vos que decías que no eras buena para las comparaciones...

Anónimo dijo...

Aaaayyyyyyyyyyyy!!! Tan sensible, tan ilustrada (?).....y se comió esa galletita 3-años-3? Sin conocerla, solo de leerla, le apuesto, le pido, dejese de joder...quierase un poco que está para mucho mas.


leíasusjustificacionesincréduloquetodavíahayamujeresqueselastraguen:)

M. (Una Ramera) dijo...

leo: no hay comparaciones en lo que escribí!!

anónimo: la palabra clave es ficción

sensibleilustrada?
nohablemosboludeces!

mariana dijo...

Click?

La ficción a veces se mezcla tanto con la realidad, que cuesta distinguir que es que.

Hermoso texto.

Eric dijo...

que buen relato!

Anónimo dijo...

AAAjjaaajajajajaja!!! Es que...abrieron el boludomio y se me dió por salir a dar una vueltita :)

Ficción? Estem, si claro...estaba "complementando el relato"...



conclushamosqueescribebien

M. (Una Ramera) dijo...

mariana: yo mi click lo hice un tiempo atrás, y creo que ya lo conté acá. fue la última vez que descubrí que me cagaba, y en vez de atracarme con doscientos alfajores, largué una carcajada. ahí me di cuenta que no iba mas

eric: gracias!

anonimus: escribobien? deciseloamiprofe!

besos chicos