viernes, 19 de febrero de 2010

Ser solo en la verdulería

Sin duda alguna, uno de los momentos más patéticos de ser solo es ir a la verdulería y pedir: 1 tomate ("madurito dame, que es para comer ahora"), 2 bananas ("verdes, que si se me pasan se ponen muy dulces y no me gustan"), 2 limones ("no, no me conviene un kilo. Ya sé que es mas barato pero se me pudren señor, porque soy sola"), medio kilo de papas ("esas, las chiquitas"), 1 choclo ("¿me lo limpiás por favor?"), 2 zapallitos, 1 zanahoria ("no sé para qué la llevo si después no la como. No, pero dámela igual"), 1 berenjena ("esa, la chiquita nomás"), 5 zuccinis ("son para milanesas, por eso llevo mas"). Y volver a casa con una lastimosa bolsita que no pesa mas de dos kilos en total.
Y saber de antemano que 1 atado de rúcula es mucho, que un cuarto de tomates cherry parece poco pero resulta casi infinito, que es casi imposible comprar lechuga porque las plantas siempre son gigantes.
Y saber, estar seguro, que siempre, pase lo que pase, comas lo que comas, alguna cosa se te va a pudrir en la heladera.

Pero te digo: mi adicción a las naranjas es suprema. Cada tres días tengo que ir a la verdulería a comprar 3 kilos de naranja. El verdulero debe pensar que trafico naranjas. Hoy en la radio que estaba sintonizada en el colectivo, Chiche le dijo a Ruben: "Verdulero" y Ruben le retrucó "Verdulero no: expendedor de frutas y verduras". Sí, Ruben, contate otro.

14 comentarios:

lola dijo...

jajjajajaja a mi me pasa también en la carniceria:
una mila de pollo, un bifecito, una costeleta, media pechuga...

LeO dijo...

La zanahoria, al solo contacto con el mundo exterior a la verdulería, comienza su camino de incontrolable putrefacción.

Recomiendo rallarla ni bien se compra, para que al menos así dure un poco más su etapa "comible sin ser una asquerosidad".

Aunque claro, si SOS SOLA, quién te va a rallar la zanahoria?

BBSampler dijo...

Charla de amigos#

#Para lograr un incremento en el consumo de verduras, frutas y afines en la vivienda de Maru.

BB Sampler pregunta:

“Maru y si invitas a comer a los vecinos de la casa tomada?

Maru responde:

Bebe y si te vas un poco al carajo pelotudo!

Saludos Cordiales.

Que ricas naranjas.

malena dijo...

Jaja. Yo siempre insisto con la rúcula y termino tirando más de la mitad de hojitas achicharradas oscuras.

-Pablo- dijo...

Jaj!! Me hacés reír con tus historias cotidiana... un@ se ve tan reflejad@ con tantas cosas que salen en este blog!! Y las contás tan bien!

CorazónLunático dijo...

Exactamente! Me pasa todos los días, creo que ya detecto la cara de fastidio del verdulero en cuanto empiezo a pedir las cosas por unidad... y lo mismo me pasa con la zanahoria, siempre, pero SIEMPRE se pudre en la heladera!

Mike dijo...

Si te sobra verdura, hacete uno de esos omelettes.

carlos dijo...

m sos divertida y muy buena onda besos

Miss Bgui dijo...

Jajajajaja yo siempre que me quedo sola en casa compro de más y todo se me pudre. Cuando voy a la verduleria, ponele, me hago la super dietetica, tipo, "toda la semana como verduras y punto", y termino en patitas de pollo con papas al horno (las tipo Mc Cain, claro..:P)

Besos, verdurita.

Alfonso dijo...

2 plantas de lechuga y un kilo de tomates a la semana. Si lavas hoja por hoja y las guardas en una fuente de vidrio con film (termocontraible) te duran no menos de 10 dias y parece siempre fresca!
La zanahoria ya ni me mira en la verdulería; nos ignoramos mutuamente.
El que SIEMPRE se me transforma en roquefort es el queso fresco, que le tengo que andar cortando la costra azul cada vez que me quiero hacer un tostado!
Salute!

Pau dijo...

Cuando yo vivía sola me pasaba siempre lo mismo. Me daba hasta vergûenza tener que pedir de a un tomate, y que el tipo me mirara con cara de "uno solo???".

Ahora que vivo con G. me pasa lo mismo. Él no come "pasto", como le dice él a las verduras. Y sigo comprando individual.

Eso sí, cuando vamos al súper a hacer la compra grande, lleno bolsas y bolsas de verduras. Verdudas que, obviamente, se pudren luego en la heladera. Pero por un instante me siento feliz de tener alguien que justifique todas esas bolsas, aunque, al final, el resultado sea el mismo.

Anónimo dijo...

¡A mi me pasa lo mismo con la zanahoria y la lechuga! (aunque somos dos).

Na.

Imosha! dijo...

Totalmente!!! Re triste, en este momento me estoy dando cuenta de que tengo 1 kg de duraznos pudriendose en el cajon de la helader hace... 2 semanas..

gerund dijo...

A mí me pasa muy lo mismo, y eso que tengo otra boca a la que alimentar, y que ambos somos vegetarianos. Pero no sé, nos colgamos, y las cosas se ponen feas...

Y la salida con la lechuga es pedir "la más chica que tengas" =D