miércoles, 3 de febrero de 2010

Reencuentro

M1: Dale, sé buenito: pedí arroz yamaní y papas "guarangas". Pero que escuche bien clarito el "guarangas". Quiero ver si se ríe o no. Y para mi limonada sin jengibre.

***

M1: Estás tranquilo. Me gusta cuando estás tranquilo. Hablás pausado y no te atolondrás. Es como si hubieras aprendido a caminar, sin tropezarte.
M2: ¿Estás intentando incursionar en las metáforas?
M1: Sí, de manera precaria.

***

M1: No. Justamente eso es lo que odio de vos: que me conozcas tanto. Que sepas mis puntos débiles.
M2: Eso no es necesariamente malo.
M1: Es cierto. Al mismo tiempo podría ser lo que amo de vos: que me conozcas tanto. Que sepas mis puntos débiles.
M2: El amor y el odio son lo mismo.
M1: Un lector del blog me dijo que lo opuesto al amor no es el odio, sino la indiferencia.
M2: ¿Por eso dejaste de darme bola?
M1: No sé. Pero sí sé, que si te ponés a pensar, lo que amás de alguien es lo que odiás. O lo que terminás odiando.
M2: Ejemplifique, por favor.
M1: Yo odio que me conozcas tanto porque te sabés de memoria mis puntos débiles y siempre terminás acertando y me manejás. Pero amo que sepas mis puntos débiles, porque sos el único que sabe consolarme. Amo que me hayas hecho conocer el tostado de queso y tomate con pan árabe. Pero odio acordarme de vos cada vez que me preparo uno. Amo cuando me decís "puta" porque siempre suena dulce. Odio que me digas "puta", a secas. Odio cuando eructás porque es muy ordinario y sabés que no me gusta. Amo que lo hagas a propósito. Odio cuando me hablás en francés porque no te entiendo. Amo que se te mezcle el francés con el cordobés porque es de lo mas gracioso que voy a escuchar en mi vida. Odio que seas dulce conmigo: que me digas preciosa, bonita, hermosa. Amo que seas dulce conmigo: nadie lo es. Amo haberme enamorado tanto de vos. Y odio eso. Te odio por eso: porque hay días que siento que después de vos, nada. El desamor. Me volviste cínica. Eso es amor y odio total, al mismo tiempo. Me gusta ser cínica. Odio no creer en nadie. Amo conocerte tanto. Odio conocerte tanto como para saber cuándo me estás mintiendo. Con vos, el "mentime que me gusta" no funciona mas. Odio profundamente los domingos sin vos. Odio extrañarte cuando estoy por dormirme. Amo poder dormirme y no escuchar cómo roncás. Odio cuando me decís "te quiero". Amo saber que es cierto. Amo todo lo que vivimos y odio todo lo que vivimos. Odio que me hayas hecho conocer el amor. Ese amor que no te deja respirar, que te llena la panza de mariposas. Amo haberte amado tanto. Odio haberte amado tanto. Eso: te voy a amar siempre, y siempre te voy a odiar. Es medio pelotudo, ¿no?

13 comentarios:

la secretaria dijo...

este post me dejó dada vuelta querida, te adoro

Anónimo dijo...

Me dejó pensando mucho eso que dijiste que lo opuesto al amor no es el odio sino la indiferencia...

Anónimo dijo...

si te odio sigo pensando en vos, aunque sea para odiarte, si me sos indiferente es porque ya no existís, al fin te eliminé di mi vida, te maté, se terminó...mientras que si solo te odio es porque solo deseo matarte, y todabía no pude.

Ágata

Conz dijo...

para mi eso que describis no es amor. es enamoramiento. que es muuuuy distinto.

M. (Una Ramera) dijo...

secretaria: adórote yo a vos. me olvidé de contarte: sos la segunda persona que me recomienda a nothomb. voy a tener que leer

anónimo: es para pensar, pero ahí ágata lo explica lindo

ágata: eso eso eso. me encantó tu explicación

conz: y qué es el amor?

Pau dijo...

Amo este post. Especialmente el último diálogo. Odio que con tu post me hayas dejado sensible.

El amor no es más que eso. Amar y odiar, todo en uno, sin límites definidos entre uno y otro. Es no poder vivir sin la otra persona y, al mismo tiempo, odiar no poder hacerlo.

Chaplin dijo...

Debe ser para morirse de risa la mezcla entre el francés y el cordobés, un personaje asi te hace media comedia él solo.

Marian dijo...

No hay nada mas que decir.
El amor y el odio caminan por la misma senda entonces. Ni un paso más, ni un paso menos.
Aunque, M, yo una vez odié y nunca amé...pero estamos hablando de dos casos diferentes, claramente. Sé a que te referis. =)

Besos!

Nakín dijo...

Por favor, el amor es exactamente eso! Amor y odio por las mismas cosas. Por eso es tan difícil.

Hermosas líneas,

Odio tener los ojos húmedos estándo en el trabajo leyendo de incógnito el blog.

Saludos!

LeO dijo...

Lo más preocupante en una pareja no es que sigan cometiéndose los mismos errores una y otra vez. Sino cuando a uno de los 2 le deja de importar.

brnrdo' dijo...

Hermoso.

Me hace acordar cuando estaba enamorado, fue cuando empecé a escribir. Después me desenamoré pero seguí escribiendo bastante... hace mucho que ya no escribo, pero deseo mucho recuperar esa pasión, esa necesidad que no tiene hora y aparece de repente y parece que si uno no escribe va a explotar.

Anónimo dijo...

absolutamente de acuerdo.
Bichito de Luz.

Anónimo dijo...

absolutamente de acuerdo.
Bichito de Luz.