martes, 16 de febrero de 2010

No mientan

No chicos, no voy a permitir que me difamen. Yo no soy ninguna forra de veintiseis que cuando se corta la luz, para ahuyentar a los fantasmas (reales como la soledad e irreales como el de Canterville) se pone a hacer dibujitos con acuarelas y óleos. No sean mentirosos.