martes, 14 de octubre de 2008

Genética materna

Recuerdo que cuando era una nena me molestaba muchísimo que mi madre se enojara conmigo y en vez de decirme el motivo del enojo se quedara con cara de ojete esperando que yo sola me de cuenta lo que le pasaba, revirtiera la situación y todo volviera a la normalidad. Algunas veces me daba cuenta en el momento que había dejado la habitación desordenada y que de ahí venía el enojo. La ordenaba y todos contentos. Millones de veces le reproché esta actitud, le dije que yo no era ninguna bruja y que no podía darme cuenta qué era lo que le pasaba.
Ahora, un montón de años más tarde, me encuentro frente al señor que vive conmigo diciéndole que no, que no me pasa nada, cuando en realidad estoy esperando que el solito se de cuenta por qué estoy enojada, revierta la situación y todo vuelva a la normalidad. El me reprocha esta actitud, me dice que no es ningún brujo y que no puede darse cuenta qué es lo que me pasa. Aun utilizando las mismas expresiones que usaba yo con mi madre, no reparo en lo similares que somos –mi madre y yo- hasta que, sacado, me dice que soy igual a mi madre.
Recién ahí, muerta de vergüenza, trato de comunicarle qué carajo era lo que me molestaba. La mayoría de las veces pasa tantísimo tiempo entre que me enojo y termino por decirlo que ya ni me acuerdo cuál era el motivo del enojo.

2 comentarios:

Daria dijo...

Ay! Creo q una de las cosas que más nos molesta a las srtas es justamente esa .... EL VERNOS PARECIDAS A NUESTRA PROGENITORA!!!
Yo me alarmo cada vez que siento que Anita (es decir mi madre) sale por mi boca ... como q escucho sus palabras a través mío y me dan escalofríos!
pero bué, a la larga pienso que Anita es una gran persona y que en muchas cosas sí me gustaría parecerme a ella (incluso más de lo que me le asemejo). aunq claro siempre siendo mi propia versión ... segundas partes nunca son buenas dicen , y te lo dice (y refuta, claro) la segunda de los seis hnitos K!

Beso y me alegro muchisísísímo de leerte de nuevo!!!

M. (Una Ramera) dijo...

Daria, yo también pienso que mi madre es una gran persona, sin embargo quiero erradicar esta actitud YA mismo, porque sé cuánto se sufre y no quiero que otros pasen esas situaciones horribles que pasaba yo...

Beso para ti también!