jueves, 19 de noviembre de 2009

Te mezclo un par de boludeces y te armo un post

Anoche llovía, y desde el cuarto se veía la fiesta lumínica que había en el cielo. Relámpagos y truenos, muchos, y ruido a lluvia. En un momento creo que hubo granizo, algunas gotas le daban al caño de la sombrilla, el sonido metálico del caño de la sombrilla me causa gracia porque me hace recordar al triángulo. Cuando se estaba largando, recordé: "¡El toallón!". Caían gotas gordas, esas que golpean. Tres zancadas, estirar el brazo, agarrar el toallón, tres zancadas, entrar. Vamos a la cama. ¿Existe algo mas placentero que dormir con lluvia? Me dormía y me despertaba. Un trueno. Un relámpago. Se largó con todo. Qué buena onda. Y cada vez que me despertaba me quedaba quieta, mirando al patio, que estaba intermitente: blanco negro gris blanco negro gris. ¿Y el ruido? Yo no duermo en silencio, no puedo dormir en silencio porque empiezo a sentir que la gente camina en el departamento de arriba, o en el mio. Siento que puede haber fantasmas, y prefiero dejar que ellos caminen en paz, que hagan lo que quieran, pero a mi que no me jodan. Silencio los fantasmas con la radio o con el único disco que lee mi equipo de música. Anoche dormí sin música. Pero llovía, y ¿existe algo mas placentero que dormir con lluvia?.

Hoy a la mañana, había olor a jazmín, me desperté con el ramito ahí nomás, cerca de la nariz. Rico el olor a jazmín, ¿viste?. Te dan ganas de naringuetear el ramito y robarles todo el perfume, ir dosificándolo en el día, y llegar después a tu casa y volver a naringuetear. Debería haber jazmines todo el año.

Estaba rico el café, un poco frío, ¿no? A mi el café siempre se me enfría. Es un misterio, pero sucede eso. Debe ser porque no tengo cafetera. Mamá me prometió una cafetera en agosto. A-gos-to. ¿Vos viste una cafetera en mi casa?

Mi misión en el mundo: juntar adeptos, nuevos oyentes para la Aspen. Lagente le tiene recelo a la Aspen, piensa que es deviejo, deantiguo, deatrasado. Pero hacé la prueba: despertate y prendé la Aspen. Siempre van a estar pasando un tema que te ponga de buen humor. O que te haga reir. O que te haga decir "¿Te acordás de este tema? ¡Hace cuanto no lo escuchaba!".

Ya que estamos hablando al pedo, sigamos. Yo te recomiendo: no hagas como yo, y aprendé a cerrar el pico a tiempo. Estar en una cita, tragando (literalmente, tragando) un bon o bon y decir "Oh, hace cuanto que no comía un bon o bon" con los ojos entrecerrados y casi con el mismo tono en que decís "por favor, seguí" no es de lo mas recomendable.

Es tarde, ¿no? Deberíamos ir saliendo.

8 comentarios:

mariana dijo...

Las primeras tres palabras, me recordaron a... "hoy corte una flor y llovía llovía..." (siguiendo con mi jovialidad)
Por otro lado, el olor a Jazmín es rico un rato, hasta que decidís ponerlos en un vaso con agua, al lado de la pileta del baño. Yo no puedo creer semejante cosa.
A ver...traeme un jazmín que te huelo O|O....

Besos, M. Qué tengas un lindo día!

mrjekyll dijo...

La lluvia es lo único que me motiva a dormir a la noche. Es más, tengo un programa en mi celular que reproduce sonidos de lluvia geniales. Anoche no lo necesité... Aunque hubiera preferido que si... Cuando llueve de verdad tengo que levantarme de la cama a poner recipientes en todas las goteras que hay en mi pieza.

Y correr la cama, porque sino hay una gotera justo en el medio de mi cabeza.

Odio la lluvia de verdad.

BBSampler dijo...

La lluvia es un elixir para mí…
Que pelotudo. Pero que hermoso es dormir con la lluvia...

-Pablo- dijo...

La lluvia es lo más!! Sobre todo dormir cuchareando y que afuera haya una tormenta torrencial la rompe!! :))

Mariela dijo...

El olor a jazmin es lo que mas extrano de Argentina. Absolutamente.

M. (Una Ramera) dijo...

tocaia: leí tu comentario y me fui a ver el video del tema que entonaste. con gente como vos me pongo vieja, no sé si puedo seguir hablándote

oh, mrjekyll, yo te entiendo. en la casa de mi ex había goteras por todos lados, incluso arriba de la cama, y escuchar la lluvia era empezar con el mal humor, y la odisea de los cacharros y el trapo de piso

bbsampler: mi elixir es el vino

pablo: ah, no. en este blog no se permite la hedionda expresión "cuchareando"

mariela: oiiiiii, pero seguro tenés alguna otra flor rica para oler donde sea que estés!!!

besos!

mariana dijo...

Pero seguro que se te pegó!! jajaja.

Besos, M!

Bombachita dijo...

¡Yo también le tengo miedo a los ladrones y a los fantasmas! Están en el mismo escalafón. Y muchas veces me dormí con música porque no soportaba el silencio.