lunes, 6 de diciembre de 2010

Viernes a la madrugada, mientras miraba infomerciales

Quiero la máquina de pan.
Quiero el cosito para los abdominales.
Quiero el picador de cebolla.
Quiero el sillón inflable.
Quiero.
Quiero.
Quiero. Todo.

Si tuviera plata, sería el mejor y mas dedicado y amoroso cliente de todos los cosos esos de venta telefónica tipo sprayette y ¡compre ya compre ya, que llamando YA se lleva dos al mismo precio!

Se me cae la baba, man.

8 comentarios:

Miguel D. B. dijo...

Ojo que algunos no son tan irrompibles.

http://www.folkvox.com/fail/youtube-espanol-videos-divertidos/epic-fail-que-no-se-vio-al-aire-en-infomercial-argentino/

M. (Una Ramera) dijo...

ay, yo sé que todo debe ser una mierda que se rompe si la mirás con fuerza

no sé de dónde saco la idea loca de que con esas cosas mi vida sería armoniosa y tranquila y linda

debe ser boludismo puro

MateConDuraznos dijo...

Menos el té del doctor Ming, quiero todo el resto...

Milanesa De Soja dijo...

Algunos aparatos son muy inútiles.

Mora Dorky dijo...

La única que te recomiendo totalmente, es la maquina del pan! es genial!!!! Y encima sana, porque lleva nada más que una cuchara de aceite en todo el pan de kilo y medio, así que es mucho más sana que el pan de paquete y muchísimo mejor que las galletitas. Sale rico y se hace solo, vos le podés poner los ingredientes y programarlo para que esté listo a la mañana para el desayuno, y a la mañana levantarte con el olor riquísimo del pan recién hecho!! O ponerlo para que se haga en el momento, y tenés el programa normal de 3 horas, o el super rápido de hora y media.
Podés hacer pan con queso y cebolla, con aceitunas, con hierbas, blanco, integral, con semillas de todas las que te gusten, y hasta se puede hacer pan dulce!!
También podés hacer la masa sola, sin horneado, y usarla para hacer pizza.
ES GENIAL jajajajaja.
Pero mejor, antes que gastar un montón en la de llame ya, comprate una de recco o de atma, que son un poco más confiables.

Saludos!

vebu dijo...

Yo tengo la máquina de pan.
Es muy lo más. Pero MUY. No la cambio por ningún otro coso de los que venden en el Llameyá (aunque yo también quiero todo).

solo cierta dijo...

SIII, SOMOS TODOS UNOS TERRIBLES COMPULSIVOS, QUE COSA LA HUMANIDAD

Anónimo dijo...

te faltan algunos caramelos a vos no?