viernes, 31 de diciembre de 2010

Mas vale tarde que nunca

Siendo 31 de diciembre de 2010 me acaba de agarrar el peor ataque de mal humor de todo el año. Qué bueno, pensé que este año iba a ser la excepción y me asustaba lo que pudiera venir después (después de la falta de mal humor seguro que viene el optimismo).

1 comentario:

Liz dijo...

feliz año querida