miércoles, 30 de junio de 2010

Pensamientos trágicos se avecinan con la llegada del dolor de ovarios

-Agarro una aguja de tejer y me los extirpo.

-Si el colectivo no viene pronto me tiro abajo del primer auto que pase.

-Por favor, menopausia, ven a mi.

5 comentarios:

Cat dijo...

Una vez me pasó que rogué de rodillas por volver a sentir ese dolor de ovarios... y no. El atraso se hizo más y más largo.

Mi nene cumple siete años en un par de días y lo amo más que a nadie en el mundo.

:)

Mariano dijo...

A mí me pasa. No con el dolor de ovarios, claramente. Pero a veces, cuando presencio ciertos momentos de pelotudez ajena, me dan ganas de tirarme abajo de una auto. Incluso debajo de un 504, tampoco vamos a andar eligiendo.

Oh Lylah dijo...

Yo siempre me imagino clavandomé una espada. Cero práctico y muy medieval.

bastarda dijo...

jaja, siempre me digo lo de la menopaudia.

Nuri148 dijo...

Yo ya tengo decidido y prometido desde mi más tierna adolescencia que el día que me llegue la menopausia hago una festichanga por todo lo alto.
Y ni siquiera me duelen mucho los ovarios, no, es por cómo me rompe las pelotas el tema menstruación.