miércoles, 30 de junio de 2010

Creo que tu brújula está rota. En el norte de tus problemas siempre aparece mi nombre. Y te juro que yo, en tus problemitas, no tengo absolutamente nada que ver.

2 comentarios:

Andre dijo...

Me crucé entonces a mucha gente sin brújula ¬¬

Fasmid dijo...

Seguro!? No seas conchuda!

Lindo blog. Saludos.