lunes, 28 de marzo de 2011

Me vino

No estoy embarazada. Al final me vino. El atraso duró poco mas de veinticuatro horas y para una ansiosa regular, veinticuatro horas de espera y dudas son de lo peorcito. Anoche, entre una resaca un poco violenta y el temita de las veinticuatro horas de atraso, terminé llorando tirada en un sillón.

A ver, quiero que quede claro. No importa si hayas cogido o no: un día de atraso en una mujer ansiosa es un embarazo asegurado. Me pasó varias veces, a quién no le pasó que se le adelantara o atrasara un par de días, y aun sabiendo y teniendo la completa seguridad de que no puede haber pasado nada (cuidados, abstinencia), se sufre como la concha de la lora.

Por un lado, por ciertas declaraciones del tipo: no sé si quiero ser madre. Declaraciones que se van encaminando mas para el lado de no quiero ser madre, no hoy, pero tampoco mañana. Por otro lado el susto y las mil preguntas: ¿y si estoy embarazada? No importa que sea imposible, yo me planteo todos los problemas juntos y trato de darles solución porque esto de traer un niño al mundo no debe ser nada fácil. Ya debería ir investigando sobre educación, colegios, lugares donde vivir. Qué cosas se necesitan. Dónde puedo conseguir todo lo que no voy a poder comprar. Y después: no quiero ser mamá, no hoy, pero tampoco mañana.

Cuando tenía dieciocho tuve mi primera vez con mi primer novio a quien amaba y quien me amaba como un hijo a su madre. No, de verdad, podría haber sido un comentario adrede por la temática del post pero la verdad es que mi primer novio me quería como si yo fuera su madre y pretendía que le hiciera la cama y le guardara los calzones. Fuerte. Dieciocho años y un novio que me amaba y pensé que era el momento, que era la persona especial que podía inaugurar mi ... (pensé palabras elegantes pero en mi cabeza solo retumba un dolor de ovarios que proyecta gritos cerebrales que dicen cajeta, argolla, concha, todas con un tinte un poco, digamos, violento).

La primera vez, como todas las primeras veces, fue un poco incómoda y, la verdad, muy poco placentera. Nos cuidamos, porque lo único que me faltaba para cagarle la vida a mi madre era caerle con un embarazo a los dieciocho. Después de la primera vez tenía que venirme y no me vino. Y el día que no me vino yo sentí pataditas en el estómago y tuve antojo de hamburguesas. Me puse tan nerviosa, que al segundo día de atraso me agarraron vómitos. El día que tuve vómitos mamá me preguntó directamente si no estaría embarazada. Y yo, que nerviosa soy mas bruta que un arado, le dije "no sé". NO-SÉ, le dije a mi madre ultracatólica y empalagosamente conservadora. Y después agregué "no creo". NO-CRE-O, como si eso fuera a salvarme de la cachetada que vino después.

22 comentarios:

maria dijo...

GE-NIAL

Anécdota ganadora en fiesta, te juro.

Bel dijo...

Yo creo que después de la primera vez todas nos sentimos embarazadas. Imaginamos que estamos hinchadas, que tenemos náuseas, tenemos miedo de que no nos venga... y generalmente pasa que todo eso pasa de verdad, pero porque nos hacemos taaaanto la cabeza.
Felicitaciones, no vas a ser mamá!

sofía dijo...

Soy híper regular: Me viene cada 28 días, a las 7 de la mañana cuando me levanto.
Una vez, época en la cual también estaba con mi primero noviecito, no me vino. Tardó 48 horas en venirme, lapso por el cual estaba decidiendo si abortar o no.
Mambos, qué se yo.

Daniel Shields dijo...

Mis felicitaciones. No rinde traer una criatura al mundo hoy día.

Sandra Montelpare dijo...

ay chias qué tema este. soy un desastre! mis hijos son fruto de la estimulción ovárica. mis ciclos son laaaaaaaaaaaaaaaargos mata ansiedades!! cuando habia quedado ya embarazada de mi segunda hija iban como dos meses de atraso, ni evatest me había hecho y mi hermana mordiéndose los codos me dice te vas a ir de vacaciones a la costa sin saber si estás embarazada?????? y sí.... total si estoy a la vuelta me hare los estudios y si no, nada. Tanto me hincho los cocos que me conmino a buscar una farmacia y sí, estaba. como verán soy muy relajada con el tema.

Puppita! ♥ dijo...

Genial. Nadie quiere cambiar pañales (?

La_Go dijo...

Por cuestiones de "Stress" no me vino por 5 meses, y estuve antes como otros mas sin sexo, y asi y todo la gineco me dijo "Igual te pongo el analisis por las dudas" a lo que conteste "Si estoy, nos llenamos de plata" sali de ahi y me pregunte..se me habra colado un esperma en algun baño? jajaja q bolu!!
Felicitaciones!

MissBgui dijo...

jajajajaja NO ME PEGUEN MAS!
Genial.

Besos y buena semana, linda.

Anónimo dijo...

ustedes son jóvenes chicas, esperen a tenes mis 46 años y les venga cada 3 o 4 meses, (pre menopausia) van a estar con el corazón el la boca pensando si están embarazadas o no...disfruten de su juventud, cuídense siempre y no tengan miedo de disfrutar el sexo...besos

Sandra Montelpare dijo...

no, anónima, tengo 43!!!!! no soy tan tan joven , vos decís que tengo que estar con el corazón en la boca? puedo cambiar por un dos corazones?? es que me agarra la angustia oral jajaja besos a todos y que no sea nada... nunca mejor dicho!!

Mona Loca dijo...

Pero, Ramera! SI el evatest te da el 99,99 porciento de seguridad incluso si te lo hacés UN DÏA antes!
O sea, si no te viene y te dio negativo, podes llenarte de ansiedad pero por otra cosa diferente a un bebé (vg: "Algo andará mal")

pero buen, te vino, finalmente,qué alivio.

beso

Rominita dijo...

jajaja que ansiosa! Un dia y te hiciste la cabeza!!!

Con un ex, tuve como 10 dias de artaso. Hasta que tuve un período de UN dia. Claro, yo imaginé que eso seria una perdida. Para rematarla cuando fui a la ginecóloga, la muy conchuda tiró un "ahhh y bueno, si, eso es muy común en PRIMERIZAS".
Mandó análisis la muy puta y por suerte, aca estamos, aún, sin crios.

Dany dijo...

24 horas de ansiedad y con una cabeza diseñada para la hiperimaginación debe ser fuerte.
En cuanto a lo de "hoy no pero tampoco mañana", es así hasta que sea "hoy si". Beso.

Natalia Alabel dijo...

Yo también soy un relojito, y cuando me atraso un día ya me pongo medio nerviosa...

Adri510 dijo...

Me pasó, no hace mucho, 10 días de atraso, y como agravante tuve sexo ovulando con mi ex, con el cual por supuesto no volvimos, en esos 10 días no me gustó la idea de la maternidad. Tengo 32 y el instinto maternal en mi está invernando y no creo que despierte. Que bueno que te vino, lo celebro!!! Besos

Anabella dijo...

Lo mejor es ver que te vino y gritar VAAAAAAAMOS TODAVIA!

fer.pinchaa@hotmail.com dijo...

Me pasó exactamente lo mismo Hoy, me tendría que haber venido el viernes, y me había cuidado, pero no sabía de donde sacaar la palabra embarazo. Gracias a dios me vino ! saludos RRAMEEEEERA

Marian dijo...

ajjajajajajjaja
pensé que era yo sola!!
osea.. si !!!!
hayas cojido o no !!!

en mi vida me sentí tan identificada..con un texto
y nisiquiera termine de leerlo ja
cada vez que me pasa pienso : con un chico; nunca más.
((lease al tono de No tomo más..))

Anónimo dijo...

jjaja parece q todas nos hacemos la cabeza!jaja
me pasa siempre!!tomaba la pastilla q m da muchisima tranqiulidad , pero la deje y como consecuencia me vuelvo loca cada vez q se m atrasa..

besos!

estefi. dijo...

Dos veces me pasó... me hice la cabeza solita. Estaba un 98% segura que no habia chances, pero igual tenía ese maldito 2% que me generaba duda, angustia, nervios, miedo.

Pensar cómo decirles a mis papás, que su hija menor, que no tiene novio oficial, se había acostado con su chonguito esporádico, ese que no les cae nada bien, y era el padre de su futuro nieto.

Por suerte me vino, respiré, celebré en silencio (porque además a nadie, ni a mis amigas le conté).

no soporto a la gente dijo...

El post es muy divertido y genera mucha empatía, pero… ¿nadie va a decir nada de la situación de violencia que se narra al final?
¿Tan naturalizada está? ¿Tan normal es?
(Digo, ¿pasó de verdad o es una imagen que usás para darle impacto al remate?)
Y vos, ¿qué hiciste? ¿Se la devolviste? Por lo menos ¿la hiciste sentir culpable muuuuuucho tiempo?

d_sfunctional dijo...

Me sentí MUY identificada. Tomo pastillas, uso forro y todos los meses pienso en lo que me van a salir los pañales.