viernes, 4 de marzo de 2011

Me compré una alfombrita para mi casa y no veo la hora de llegar y ponerla en mil lugares diferentes y no decidirme por ninguno

Cuando hablaba de planes que se caían no me refería a una salida de viernes por la noche con amigas y ni siquiera a una cita frustrada. En las últimas semanas se me cayeron dos planes buenísimos: un viaje y un trabajo nuevo.

Ando curándome de la decepción y la tristeza comprando estupideces por internet. Y no vengan a decirme que eso de comprar compulsivamente no soluciona nada porque no tienen idea el estado de crispación en el que ando últimamente.

10 comentarios:

YeSi dijo...

acá lo importante es que tu alfombra no es marrón como la de todas las casas.

José Daniel Silva dijo...

Tranquila, nena. De seguro vienen cosas mejores por ahí, ya verás.

Sunshine dijo...

sabelo, yo estoy esperando el momento de empezar a trabajar (la semana que viene), cobrar y llenar el vacio que tengo con ropa! :P tal vez no me devuelva a mi amiga que me dejo tirada, pero si me voy hacer a sentir bien un poco :P

Agente Smith dijo...

ZZZZZZZZZZZZZZ.....
grzronkzzzzzzzzzz.....

Agente Smith dijo...

zzzzzzzzzzzzzzzzz........
gzronkzzzzzzzzzzz........

MissBgui dijo...

Comprar comprar y comprar. El consumismo sana. Punto.

Dany dijo...

Los planes van y vienen. La alfombrita, no.

Alex * dijo...

Un trabajo, que buena idea. Lo necesito. Necesito plata, para gastarla :)

Valentin dijo...

UNETE A O APOYA LA PEQUEÑA COMUDIDAD DE BLOGGERS NOVATOS , NO DEJES QUE LAS IDEAS DE ESTOS PEQUEÑOS BLOGGERS MUERAN CON SUS BLOGS , GRACIAS

NICOLE dijo...

Jajajaja pero es mejor comprar que comer como un cerdo!!!!