martes, 22 de marzo de 2011

Estoy así

No sé si primero viene el mal humor que hace que las cosas salgan mal o si las cosas salen mal porque uno está de mal humor. Me levanté cruzada, y cruzada es la palabra, el estado de crispación. Caminé, tarde, a la parada del colectivo y media cuadra antes vi que había una cola de veinte personas, muchas, demasiadas y nerviosas porque nadie quiere llegar tarde. Me paré y esperé veinte minutos el colectivo. Veinte. Una eternidad, demasiado tiempo, yo no puedo "esperar el colectivo", me parece una pérdida absoluta de tiempo. Además hay humedad: eran las nueve cuarenta y cinco y la gente ya apestaba y estaba pegoteada. Me entristece muchísimo la gente pegoteada.

En el colectivo hice la clásica "quién la da el asiento a la señora" y ante el silencio y la quietud agregué: "¿nadie?". Se levantó una semivieja que estaba por bajarse. Esto digamos que me arruinó por completo y cuento por qué. Cuando recurro al "quién le da el asiento" estoy obsesionada con que una persona se levante. O sea: yo tengo marcada a la persona que cuando yo diga eso debería levantarse porque no es vieja, ni embarazada ni discapacitada. Sí. Siempre son mujeres. Porque los hombres se hacen los boludos, eso es cierto, pero apenas una empieza con el "quién" enseguida se levantan porque piensan que si una es capaz de decir eso en público, es también capaz de levantarlo de las orejas sin ninguna vergüenza. Pero las mujeres son unas desubicadas. Se quedan ahí y miran por la ventanilla haciéndose las completas pelotudas. Pocas cosas en el mundo me ponen tan de peor humor como la vieja que se hace la boluda para no ceder el asiento.

Tanto mal humor me hizo agarrar esa vieja informe y babosa que me quedé al lado de su asiento mirándola fija y puteándola en quince idiomas. Creo que se dio cuenta. Y ojalá le haya dado la vergüenza de su vida.

Yo me levanté cruzada, y después el colectivo y la cola y la humedad y el calor hicieron el resto. No podría decirse que estoy teniendo un mal día, no podría decir que tal o cual cosa me salieron mal y por eso estoy así.

Pero estoy así.

19 comentarios:

Memé dijo...

La gente del bondi es, generalmente, odiosa. Detesto a los que se hacen los boludos para no ceder, pero más odio a los que si se levantan cuando te ven con una panza de 8 meses pero te miran con cara de "te estoy haciendo el favor de tu vida" y esperan aplauso, medalla y beso por su "heroica" acción. Dejame de joder, no te debo nada, sos vos el que debe agradecer que por un rato pudiste estar sentado en el asiento RESERVADO para personas de movilidad reducida.

Todo lo que tenga que ver con este tema me indigna.

Eve Verdandi. dijo...

"Tanto mal humor me hizo agarrar esa vieja informe y babosa que me quedé al lado de su asiento mirándola fija y puteándola en quince idiomas. Creo que se dio cuenta."

JAJAJJAAJAJ se dio cuenta creeme.

A mi la gente me comenzo a ceder el asiento cuando estaba de 7 u 8 meses recien. Antes se hacian los boludos. Y me daba una bronca. Pero despues me reconfortaba saber que cuando fuera grande, mi bebé adentro mio crecerá para ser un gigoló, cogerse a todas sus hijas y dejarlas en banda.

Soy muy rara.

nomesalelapalabra dijo...

"¿Quién da el asiento?" es una pregunta incómoda para todos. Incómoda para la mujer que reivindica la independencia femenina pero igual le gusta que la lleven, la traigan, la atiendan, le hagan y... le den el asiento. Pregunta incómoda también para el señor que está cansado de que la mujer le ponga en la cara su tan mentada libertad, pero que sólo se presentA realmente de igual a igual cuando le conviene.

M. (Una Ramera) dijo...

nomesalelapalabra: no entiendo si tu comentario es mala leche o si hoy veo todo oscuro por culpa de mi mal humor

"quién da el asiento" puede decirlo un hombre o una mujer. el asiento puede necesitarlo un hombre o una mujer. un viejo, una embarazada, un discapacitado, una ciega. lo que se te ocurra

qué tiene que ver la falsa lucha feminista en todo eso?

es cierto que "quién da el asiento" es incómodo para todos. pero no por lo que vos dijiste, sino porque es increíble que siendo todos gente grande, sigámonos haciendo los boludos con cosas tan fáciles como ceder el asiento cuando corresponde

MissBgui dijo...

Ay ay ay, comprensión de texto a marzo por acá. A ver:

"O sea: yo tengo marcada a la persona que cuando yo diga eso debería levantarse porque no es vieja, ni embarazada ni discapacitada. Sí. Siempre son mujeres. Porque los hombres se hacen los boludos, eso es cierto, pero apenas una empieza con el "quién" enseguida se levantan porque piensan que si una es capaz de decir eso en público, es también capaz de levantarlo de las orejas sin ninguna vergüenza. Pero las mujeres son unas desubicadas."

Leamos bien este párrafo, parte del relato o como quieran llamarlo,y vean que acá no se está obligando al hombre a CEDER el asiento, solo se está describiendo el comportamiento de AMBOS SEXOS ante una misma situación.

Ramera, si entendí mal, te pido que me corrijas.

Besos!

La_Go dijo...

Hoy me rozo una vieja rubia con rodete, su brazo pegagoso y casi no me despego!!! que asco me dio!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

mmm.. la cola, la humedad, el calor, estas re caliente, lo que te hace falta es otra cosa ...

Sil dijo...

Er, no es que a la mujer le guste que la lleven la traigan y le digan princesa. Es que cuando estás embarazada tenés mucho más peso encima, te duele la cintura, tenés las articulaciones del tobillo flojas (hay una hormona que te ablanda las articulaciones para que en el momento del parto la cadera se dilate bien), y encima si te caés o te das un golpe podés perder el bebé. No confundamos feminismo con falta de sentido común.

Annie dijo...

"Lo que mata es la humedad", canta el cuarteto.
Me pongo histérica los días de humedad, y más cuando tengo que viajar en ómnibus (colectivo para ustedes). Acá en Uruguay pasa lo mismo, nadie es capaz de levantarse para ceder el asiento.
A veces pienso que un transporte público se puede comparar con Gran Hermano, muestra todo los tipos de especímenes que habitan en nuestra sociedad, a veces muy de mierda para mi gusto.

Elina dijo...

Al menos se q mi madre y yo no somos las unicas que nos preocupamos porq la gente ceda el asiento a quien corresponde... yo tambien grite "¿alguien le da el asiento al señor/a por favor?" ... y tambien vi como nadie se levantaba y tambien me indigné por demas... somos humanas por eso nos ponemos asi... :) al menos quedamos unos pocos

Siempre te leo! me encanta lo q escribis. SAludos!!!

Elina.

Dany dijo...

Me hiciste acordar a que en un colectivo en el que viajaba entró una de esas ancianas que camina con bolsas de shopping bamboleándose sobre los asientos para lograr que alguien le ceda uno. Como no logró su cometido bufó: "Ya no quedan hombres". A lo que un guaso le respondió: "Señora, hombres quedan lo que no quedan son asientos"
Todavía me estoy riendo.

Eleanora Rigby dijo...

Gente pegoteada: lo peorrrrr
humedad: me pone de mal humor, igual que a vos.
Dios, los caballeros están en extinción!!!!

Ay, ay, será que somos mujeres y somos complicadas por naturaleza endócrina?

Beso, de Eleanora Rigby, quien la espera por su rinconcito ;)

Eleanora Rigby dijo...

Gente pegoteada: lo peorrrrr
humedad: me pone de mal humor, igual que a vos.
Dios, los caballeros están en extinción!!!!

Ay, ay, será que somos mujeres y somos complicadas por naturaleza endócrina?

Beso, de Eleanora Rigby, quien la espera por su rinconcito ;)

Anónimo dijo...

Hola! Primera vez que leo el blog y justo pasé lo mismo ayer.

9am.subte B DEMORA y cargado: Llegando a estacion Lacroze (de ida)veo una chica parada cerca de la puerta con una cartera rara... la miro y que onda...eso es UN BEBÉ!
Le pregunto te queres sentar? (yo parada) "No...dejá se hacen los tont..- y yo levantando la voz-
Tiene un BEBÉ! UN ASIENTO PARA LA SEÑORA QUE TIENE UN BEBÉ!!! y un flaco de la otra punta se lo dió.

No! el GORDO pelado desagradable con pelos y musculosa sentado en frente mío... ni se mosqueó.

Gordo y laconhitumá

Zinha

nomesalelapalabra dijo...

"Siempre son mujeres. Porque los hombres se hacen los boludos, eso es cierto, pero apenas una empieza con el "quién" enseguida se levantan porque piensan que si una es capaz de decir eso en público, es también capaz de levantarlo de las orejas sin ninguna vergüenza. Pero las mujeres son unas desubicadas. Se quedan ahí y miran por la ventanilla haciéndose las completas pelotudas. Pocas cosas en el mundo me ponen tan de peor humor como la vieja que se hace la boluda para no ceder el asiento"

Esa parte del texto inspiró mi comentario sobre el "falso feminismo". Siempre observo a las viejas que miran de costado cuando sube una mujer joven con tres pibes que no sabe donde ponerse, y ni a palos le ceden el asiento, sino más bien miran con reproche a un hombre cansado que viene de laburar, proque sostienen que debería ser él quien debe levantarse. Finalmente, me levanto yo -o quien sea- y todos ponen cara de "no me había dado cuenta de la mujer con tres pibes".

Claro que "quién da el asiento" es incómodo para muchos más casos que los nombrados, porque básicamente pone en juego el interés por el otro y obliga públicamente a cada sujeto a dejar de mirarse el ombligo. Es sólo que la situación que comenté es la que más ruido me hace.

La comprensión del texto está lograda, pero claramente, un escrito le dispara cosas diferentes a cada persona. Supongo que eso es lo rico e interesante. No, no, dígale no a la mala leche, no la hay.

M. (Una Ramera) dijo...

memé: a mi me da mal humor. odio que me afecte tanto el temita de los asientos y el viaje en colectivo en general. hoy una chica me cartereó diez veces para pasar, pero te juro que no había lugar. me hizo agarrar una bronca bárbara.

eve: yo he visto muchas embarazadas que al grito de "estoy embarazada" conseguían asiento aunque no tuvieran panza. pensalo como opción para el próximo crío.

missbgui: te re enojaste

la_go: qué feo la gente pegoteada

sil: todo eso pasa cuando estás embarazada? GUAU

annie: la humedad es fea por donde se la mire. no tiene ni un aspecto bueno. el pelo un desastre, todo pegoteado, la ropa no se seca, el aire está caliente y parece viciado. TODO MAL CON LA HUMEDAD

elina: yo lo uso como último recurso. en general no me gusta andar gritando por ahí porque soy muy tímida, pero en casos extremos sí. se grita. y bien fuertecito

dany: quisiera no reirme, pero no me aguanto

eleanora: basta de humedad por favor!!

zinha: ay, ESO justamente me da bronca. que el que tenía que pararse se haga el boludo y se pare el de la otra punta. hoy me pasó algo así. el chico que estaba al lado mio cedió el asiento a una vieja que casi no podía mantenerse parada: estábamos sentados casi en los últimos asientos.

nomesalelapalabra: las falsas caras de "no me había dado cuenta que está embarazada/tiene tres pibes/no puede ccaminar/ no ve" me SACAN. está todo bien. creo que era un toque confuso tu comentario y por eso reaccioné

besos!

Pepita dijo...

Cuando estaba embarazada, durante todo ese tiempo hice valer el derecho. Ni bien subía al bondi era "me podés dar el asiento por favor?". Así de simple, al de adelante de todo, que si no quiere ceder el asiento tiene que irse al fondo. Que se sepa: PRIMEROS ASIENTOS PARA PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA. SI TE QUERÉS HACER EL BOLUDO CORRETE PAL FONDO.

libre dijo...

Meme: solo los primeros asientos estan reservados, los demas no, asi que no tanta soberbia con eso.

Dani dijo...

Me reconforta leer que no soy la unica a la que le pasan esas cosas. Creo que si en estos dias mi tolerancia esta en 0, cuando me subo a un colectivo o subte, baja 10 puntos mas. Gente pegajosa, gente olorosa, gente maleducada, gente que te apoya, que te pone la axila en tu cara, que empuja aunque tenga espacio para no hacerlo, gente a la que la tenes que mirar 10 min y ni ahi se percata que la cara de bronca es para ellos.
Y tener que decir: "quien le deja el asiento a la sra." es bastante patetico... pero alguien tiene que hacerlo.
La gente transpirada no deberia levantar los brazos en los transportes publicos, por el bien de la atmosfera y de mis pulmones.