lunes, 16 de febrero de 2009

Lo que haría

Hoy, por ejemplo, con esta lluvia tan melancólica, me encantaría poder llamar a mi hermana y decirle que pase por mi casa después de dar clases.

Correría a mi casa y le prepararía alguna cosita rica: unos brownies no porque no le gustaba el chocolate, pero tal vez sí una cremona, o algo así con mucho hidrato de carbono y millones de calorías.

Le daría los mates más ricos y menos lavados porque no le gustaban, le ponían de horrible humor los mates lavados.

Le mostraría el vestido que me regaló mi novio y le contaría algún secreto íntimo.

Pero además, así con toda esta lluvia melancólica, me encantaría que me viniera a visitar y que juntas viéramos Flashdance. O que alquiláramos todas las Alien y tomáramos mate y comiéramos cremona viéndolas. Es una maratón que nos debemos.

Es una lluvia para que me visites. Y la puta madre que lo parió, hace casi cinco años que no me puedo tomar un mate con vos. Y lo peor es que nunca más voy a poder hacerlo.

¿Algún día entenderé por qué?

5 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

No sé si son cosas que se puedan entender. Ni siquiera sé si se pueden aceptar.

Lo que sí sé es que cinco años es muy poco para semejante herida. Las décadas irán pasando y tu hermana será un recuerdo triste, pero dulce.

Besos

Gabriela dijo...

Abrazo...abrazo...abrazo....un monton de abrazos.
Yo creo que las personas a las que quise mucho, y que me quisieron como nadie (mi papá, mi mamá) me acompañan todo el tiempo, poque viven dentro mío....pero que justo en este momento, andan de paseo.

hormiga dijo...

Creo que deberías hacer el ritual de todos modos. Correr a tu casa, cocinar cremona, tomar lo mates ricos y sentarte a ver una película 'con ella'. Llorar lo que tengas ganas de llorar y 'compartir' ese día con ella. De verdad, yo lo haría. Dejaría que los días en que necesito fuertemente sus abrazos, sean para ella y para mi. Aunque ella no esté, creo que haría mi mejor esfuerzo por sentir que está y que de alguna manera se esta comiendo la cremona y tomando los mates conmigo.

YZ dijo...

puedo intentar imaginarme pero nunca podría llegar a saber lo que se siente semejante cosa... lo único que se me ocurre decirte es que en algún lado tu hermana podría estar pensando lo mismo
tal vez el consejo de hormiga sea apropiado y la reflexión de natalia alabel también lo sea...

tal vez la lluvia sea la forma que encontró tu hermana de irte a visitar :) beso

M. (Una Ramera) dijo...

Natalia: uno puede acostumbrarse a vivir y convivir con estas cosas, pero nunca terminás de entenderlas y acpetarlas.

Gabriela: yo también creo que me acompañan y están conmigo, pero igual es difícil

Hormiga: es algo que nunca probé, pero voy a hacer el ritual sola. Ayer no pude porque estoy tapada de trabajo (por eso estoy tan sensible), pero prometo que voy a intentarlo!!

yz: es posible que me haya visitado ayer. pero no sé....