martes, 17 de febrero de 2009

Abstinencia

Estoy tratando de fumar menos. No de dejar de fumar, porque por ahora no. Pero fumar menos. De un atado pasé a diez cigarrillos como máximo. Bastante bien, creo.

Pero se me está haciendo complicado, especialmente en este momento, en el que no tengo mucho para hacer en el trabajo, tengo hambre y no hay nada para comer y para colmo acabo de hacer unas cuentas mensuales que dieron que de acá a un año no puedo comprarme ni un par de medias.

Las malditas ganas no me van a vencer.

3 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

Viste que sí podés decir NO? Le estás diciendo no a las ganas de fumar.
Mentalizate en toda la plata que te vas a ahorrar si no comprás puchos!!!

Gabriela dijo...

Natalia tiene razón, no solo estás diciendo que NO a algo, sino que se ahorra un montón de dinero (yo dejé de fumar hace 3 meses)
Tu puedes Ramera, tu puedes !

M. (Una Ramera) dijo...

natalia: sí, es cierto. pero escribí recontra apurada y me refería mas que nada a las cosas que me piden los demás. no sé decirle que no a nadie. ni siquiera sé quejarme con propiedad ni reclamar mis derechos. un asco

gabriela: ayer hice una cuentita de lo que venía gastando en cigarrillos y casi me muero!!!

chicas: ayer fumé 7 cigarrillos. y eso que estoy en plena crisis matrimonial!!