martes, 26 de octubre de 2010

En los comentarios de esta entrada, Wuchi me pregunta: "Con tanta fábula, ¿no estará esperando que lo salves?". Y porque la respuesta me parece importantísima y porque fue algo que me costó entender y aprender, aquí va:

No, yo no estoy para salvar a nadie.
Yo no soy una super heroína.

Y se repite, como un mantra, hasta que se aprende. O, mejor dicho, hasta que se pone en práctica.

3 comentarios:

Wuchi dijo...

me hiciste acordar a una gran amiga, de esas que te da la vida y no la sangre. Y eso ES MUCHO. Un gran abrazo y gracias.

Lupe dijo...

Ese mantra me salva de muchas, (pasadas y futuras) culpas...

VaL! dijo...

Se levanta el público, y la ovación se deja oir, incluso después que ha bajado el telón.