jueves, 21 de octubre de 2010

El vacío después del parcial es horrendo. Hasta ahora, todos los días, todas las noches, estaban ocupadas, colmadas de papeles, resaltadores, resumenes y listas de pendientes. Y de repente, nada. Pareciera que el tiempo liibre se triplica, que no hay absolutamente nada por hacer, que debería tener otro examen asi sigo ocupando mi cabeza y no pienso en las cosas horribles de mi vida.

Uh, mierda. La semana que viene tengo otro.

2 comentarios:

MateConDuraznos dijo...

Es el "síndrome de la hoja vacía."

Ni te digo si te recibís (o dejás de estudiar)

Igual, todo pasa...

Mora Dorky dijo...

A mi me pasa pero al extremo de que, entregando un práctico un día y con dos entregas al siguiente, igual, las primeras horas después de la entrega, y las corridas a imprimir, y el armado de La Caja, me siento así, como si no quedara nada más, y no tuviera nada por hacer... hasta que diez horas antes de las siguientes entregas me acuerdo y quedo esclavizada en la computadora y a las corridas nuevamente jajaja.