miércoles, 12 de noviembre de 2008

Los sueños, sueños son

Antes de anoche soñé que salía al patio de mi casa y mi concubino me había eliminado un tercio del cantero. Lo había llenado de cemento. Lo había convertido en patio. Yo lloraba desconsoladamente y le gritaba un montón de cosas horribles. Y él no me daba bola.
Por último le preguntaba dónde había trasplantado el jazmín, y él decía que a ningún lado, que no se había dado cuenta. Yo le pegaba fuerte. Pasa que mi jazmín estuvo cachuzo mucho tiempo y recién ahora, después de un montón que le charlé, está reviviendo. Tiene cuatro pimpollos. Apenas me levanté salí a saludar mi jazmín.

Anoche soñé que no sé por qué unos amigos mios se ponían de novios y me llevaban a Uruguay. Yo me sentía horriblemente soltera.

Al margen: el señor que vive conmigo ayer tuvo un día muy importante. Parece que se viene su segunda película.

1 comentario:

Daria dijo...

Sí para algunos los sueños, sueños son (Como decía Berugo, o lo soñé?) ....
Para otras son la vida misma (Así como Gran hermano, mirá)
Yo no necesito soñar grandes solterías .... las vivo así en vivo y en directo ... eso sí no te creas que siempre son horribles y que siemrpe se la sufre a la tal doña Soltería. A veces se la disfruta taaaanto!!!

En ese mismo margen: Cuánto me alegro por usté y por el señor ese que vive con usté!

Ah! Y volviendo al principio ... salúdeme a su Jazmín, y dígale de mi parte "the force be with you" o como sea.

Beso!