lunes, 26 de septiembre de 2011

Cuesta, y mucho

El viernes a las dos de la tarde dije en voz alta, hablando conmigo misma: "Qué paja salir a comprar cigarrilos, podría aprovechar y dejar de fumar".

Viene siendo la primera vez en la vida que tanta vagancia sirve para algo.

11 comentarios:

{ D a n i } dijo...

Jajaja, deberías poner en práctica la vagancia en este caso!

Anónimo dijo...

jajaja me encanta!!!

Leria! dijo...

juajuajuajua!!!

Tal cual! Canalice en cosas útiles, canalice, m'hija!

Mariana dijo...

No hay pachorra que valga en mi caso... me pongo tapado y a las tres de la mañana hago las cuadras q me separan de mi kiosquero de confianza...
Éxitos nena! Vos podés!

Mariano dijo...

Anoche salí a las 3 de a mañana. En musculosa, short y ojotas a comprar puchos.
El quisquero poco menos que me regala un cartón con tal de que no vuelva a aparecerle así a esa hora.

Lola dijo...

prefiero la vagancia a q fumes jaja

Flake dijo...

Para esas ocaciones tengo el viejo y querido canuto, si, dos puchos sueltos escondidos en algún rincón.
El problema siempre se genera cuando me olvido de reponerlos.

caffa dijo...

Me pasó algo similar el primero de enero de este año: Por tremenda paja de salir a buscar Kiosco estuve sin fumar el día entero,y así sigo hasta la fecha....salvo algun puchito con el chupi, nadie es ferpecto...

La primera semana fue horrible, el primer mes difícil, despues se hizo llevadero hasta que ni te acordas del pucho

Azul Profundo dijo...

jajaja bien ahi! :)

Paloma dijo...

Yo también lo pensé. Aproveché. Y dejé. Aun 6 meses después me pregunto como catzo hice! pero SE PUEDE!

Laio Buendía dijo...

Pasé por lo mismo...

Sigo fumando como un inépto...

Lindisimo blog :)