lunes, 16 de mayo de 2011

Primera carta de amor

Hoy hace exactamente trece años que escribí mi primera carta de amor. Por supuesto, estaba camuflada: se la escribí al que el año anterior había sido mi primer noviecito, mi primer beso, mi primera mariposa en la panza. Me había llegado el rumor de que después de los meses separados (cuando empezaron las vacaciones me pareció que ya no tenía sentido seguir de novia y le corté por teléfono para arrepentirme el primer día de clases siguiente, cuando lo vi paradito en la fila con cara de dormido) él me seguía amando (en esa época usábamos mucho y muy seguido el verbo amar) y a partir de ese día hice lo imposible para recuperarlo. Me acuerdo que una vez, por ejemplo, llevé al colegio un cd de Los Piojos porque sabía que él quería que alguien se lo prestara y cuando averiguó y yo le tenía en mi banco me lo pidió y yo morí de amor. Y cuando me preguntaron por qué tenía ese cd en mi banco, atiné a justificarme con un triste "no me acuerdo por qué lo agarré, estaba muy dormida". Un día se olvidó el buzo en el colegio me lo llevé a mi casa, otro día pasé por la puerta de su casa en Haedo algo así como quince veces y otro día me tomé el colectivo que él se tomaba para compartir asiento. Todo indicaba que de un momento a otro él iba a volver a pedirme que fuera su novia y yo iba a aceptar, ganadora y triunfal, con un coro de angelitos cantando detrás el aleluya.

La carta llegó a mi cabeza como un último recurso, porque los meses pasaban (el cd ya había vuelto, el buzo ya estaba en su casa y ya no quería tomarme colectivos que me llevaran a cualquier otro lado menos a mi barrio) pero no llegaba ninguna declaración amorosa. Entonces, el día de su cumpleaños, fuimos todos a su casa, le regalamos una remera que, por supuesto, fui a comprar yo, y antes de irme le dejé en su habitación mi carta.

No decía nada romántico. Era más bien una carta de feliz cumpleaños que yo pensaba iba a seguir reavivando el amorcito ese que habíamos tenido el año anterior. Al día siguiente lo llamé por teléfono y le pregunté si había encontrado la carta y, muy respetuoso y solemne, me dijo que la había recibido, que muchas gracias.

Ahí debería haberme rendido, pero en cambio seguí con estrategias adolescentes hasta que un sábado a la mañana me crucé en la puerta del natatorio con una amiga que la noche anterior había estado en un baile con los del colegio al que a mi no me habían dejado ir, y me dijo: "Pablo se tranzó a Caro".

Debería comparar la situación con el momento en que te cae un baldazo de agua fría, pero yo estaba metida en la pileta, mojada y con olor a cloro y el baldazo de agua fría pierde muchísimo efecto. No sé con qué podría compararlo, pero sí sé que ese día, entre brazada y brazada, entre ejercicio de piernas y ejercicio de brazos, yo lloré como una condenada y con las antiparras empañadas decidí que nunca más en la vida me iba a volver a enamorar.

22 comentarios:

flo.- dijo...

La última carta de amor que escribí, tenía 13 años y me gustaba un compañero. Se la dejé en el banco en el recreo y el muy forro no solo se rió, sino que resaltó partes y la colgó del corcho del curso - a la vista de todos. Fue totalmente cruel e innecesario.

Anabella dijo...

Sos una tierna, Ramera

Fio dijo...

Te funcionó eso de no volver a enamorarte?

Sofía Sot. dijo...

Que ternura! yo nunca escribí una carta de amor. Lo que sí hice( hace muy poco, eso es lo avergonzante) es que me gustaba un chico queva a mi colegio a un grado mas alto que yo y resultó tambén ser mi vecino. Cuestion que la convenci a mi mama no se como de que no me llevara al colegio a la maniana (vivimos a unas pocas cuadras del colegio,pero vivo en ushuaia y ..hace mucho frio)sino que me iba caminando(este chico en cuestión también lo hacía). Todas las manianas despues de preparar todo me ponia un banquito en la ventana del comedor, me paraba y espiaba para ver cuando el saliera. Apenas lo veía salir de su casa agarraba mis cosas y salia corriendo para que aunqeusea me vea salir de mi casa y supiera de mi existencia. Ya hace casi un anio que caminamos a la escuela 'juntos', yo camino atrás de el mirandole la nuca o el atras mio sin nunca saber quien soy o fui.
Triste pero cierto, historia que aun podría decirse continua.

Luz de Almuerzo dijo...

La primera y última carta de amor se la escribí este verano a un tucumano del que me enamoré perdidamente en las vacaciones. De esa carta se podrían escribir 500 canciones.
Obviamente, nunca se la dí, pero la tengo guardada de recuerdo.
Sí, tengo 19 años.

solo cierta dijo...

Ohhh ramera! es horrrrible esooo a mi me paso cosas parecidas, mi ultima carta de amor hacia un pibe la escribi a los... 13... si, el forrito no la leyo creo, y a su vez, se la mostro a todo el colegio, onda que todos me miraban, HORROROSO :(, el año pasado escribi algo pero no lo llamaria carta, sino un papel con letras...BESOS :)

Adrian P. dijo...

Repito casi como un mantra esta vez no me enamoro. Y acá estoy nuevamente lloriqueando. No aprendo más.

barbazul dijo...

Me encanto la parte del asalto.
me paso lo mismo en 7 grado con el amor de mi vida de entonces, mi mejor amiga me conto que en el asalto del fidne anterior (al cual no me dejarian ir o no me invitaron)que Adrian se tranzo a Jaquelin o Jenifer o alguna de esas, y sufri mucho, despues de eso no volvimos a ser nunca mas lo amigos que eramos,

Ann dijo...

Me encantó la historia. La escena final en la pileta, magnifique.
Cuánto creímos en esos amores...

lulu dijo...

de ilusiones y estrategias de acercamiento a amores de colegio tengo miles.
una, medio que me le declaré por msn (!) y me dijo que yo me merecía algo mejor. teníamos 16 años y al pendejo yo le daba lástima, por qué no te vas a cagar?

Zacks! dijo...

Cumpliste? Nunca más te volviste a enamorar?
Las mejores cartas de amor a veces no tienen que ser enviadas, o a veces sí, me quedaron algunas vagando en una que otra caja.
Capaz debieran vagar en otras.

Zacks! dijo...

Cumpliste? Nunca más te volviste a enamorar?
Las mejores cartas de amor a veces no tienen que ser enviadas, o a veces sí, me quedaron algunas vagando en una que otra caja.
Capaz debieran vagar en otras.

Nuri148 dijo...

Mi primera carta de amor se la escribí a un flaco que me trancé en unas vacaciones y al que, obvio, nunca jamás volví a ver. Adentro del sobre le metí 500 corazoncitos de confetti.

MissBgui dijo...

Ayyy...QUÉ DOLOR!
Te entiendo porque lo padecí, pero a mi me dejó porque se enteró de que le dí un *piquito a mi compañero de banco, debajo de un banco del aula.
Re puta.

Besoooo

Seba dijo...

Que lindo es el amor adolescente, sos vos y tu novia contra el mundo. Yo me puse de novio en serio a los 19 y fue el amor mas puro que sentí en ese entonces. Ojalá durara para siempre. Me pintó la melancolía (?)

Soponcio Pilatos dijo...

Qué ternura me dio Flo, pobre.
Consolate, muñeca: hay tipos que no merecen que ninguna mujer los ame. Y seguramente ese siguió así el resto de su vida.

Bel dijo...

A los 19 años no escribo cartas de amor pero sí siento lo que es cortar, que te digan "se chapó a otra" y entonces jurar no volver a enamorarte. Quiero llorar. Basta.

Ivianella dijo...

Ouch baldazo de agua fría al corazón.
Nunca escribí ni recibe ninguna carta de amor.

maro dijo...

Las cosas que te pasan en la primaria son las más traumantes de la vida entera. tengo un amigo que se olvidó de toda su primaria, nosé que le habrá pasado. por eso mis hijos van a vivir en disney y no van a ir a la escuela. besoss! ma.

Anónimo dijo...

a mí me pasó algo parecido ponele a los 11, tengo 20, casi 21 y todavía no me volví a enamorar, ni aunque le ponga ganas lo logro. beso ramera. m

German dijo...

Sin lugar a dudas, al mundo le hacen falta mas rameras como vos. que juegen con amor, se quemen, y se dejen de joder..
Muy lindo el final. con la esperanza destruida, y la realidad de cara a las cosas. Congratz!

Anónimo dijo...

Sabes q le tendrias que haber resaltado no?