martes, 6 de julio de 2010

Un poema, diría mi madre

Anoche, Soledad y yo nos comimos unos *fideos con tuco* que estaban para chuparse los dedos.

4 comentarios:

Mujer moderna dijo...

Uf...se me hizo agua a la boca y son las cuatro de la tarde...alma de gorda que le dicen.

BBSampler dijo...

Haber sabido…Que rico.

Saludos.

carlos dijo...

me imagino que cocinas muy bien besos m

La sortijera dijo...

una de las mejores comidas caseras que se pueden hacer. es como que reconfortan al alma. se me escapó el espíritu Sophia