jueves, 22 de julio de 2010

Por ejemplo

Por ejemplo: que ardan los ojos y estén hinchados y ojerosos. Que esas ojeras y ese hinchazón y ese ardor sean la consecuencia del llanto de la noche anterior. Que el llanto de la noche anterior haya sido causado por una tonta película de amor. Que la tonta película de amor alimente toda esa fantasía amorosa que sólo sucede en las películas pero no en la realidad. Que en la realidad, mientras llorás por una tonta y fantasiosa película de amor alguien te abrace y te diga no es para tanto, no te pongas asi, qué linda que sos, me das ternura. Entonces: ese ardor, ese hinchazón y esas ojeras, no te importan un carajo.

5 comentarios:

AutoeStigma-O.O dijo...

Pero nunca me pasa... :(

Mariano dijo...

Te dije que no miraras "Bañeros II, la playa" loca sola.

Anónimo dijo...

Totalmente! Cuando miro peliculas de amor, termino mal, no solo por la pelicula sino x sentir que nunca va a atravesar mi vida un amor de esa magnitud. Y me siento infeliz...

Despues pasa.
Besos!
Eli.

FLÓ dijo...

Pero creo que eso pasa en las peliculas nomás. Voy a tener que hacer un trato conmigo misma y decir basta de peliculas de amor que no van con MI realidad.
Jajaja.

Saludos.

Puercoespín dijo...

Vio qué linda es la vida.