sábado, 2 de enero de 2010

Sábado

Un atracón de madalenas rellenas con dulce de leche y dos vasos de coca me devolvieron a la vida. Puse música de embalaje y, a doce horas de la primer jornada de mudanza, puedo decir que finalmente terminé de guardar todo.

5 comentarios:

Dolo dijo...

UF!! un día de calor como hoy embalar. que fiaca dios!! me lagero que hayas terminado, Y ahora señorita se toma su merecida cerveza helada con sus amigas y se rie un buen rato.
Un placer conocerte este año!
D

mariana dijo...

Que bieeeeen!!!
Espero que tu nuevo hogar, te haya dado una merecida y confortable bienvenida!

Besos, M.
Lo mejor de lo mejor!

Gaby Raimondo dijo...

Parecerá tonto, pero en una situación algo similar, me ayudó mucho escuchar Bob Marley, HR y Bad Brains.
Besos!

La Fox dijo...

Magdalenas rellenas, babaaa, ahora me diste ganas de comer eso!

carlos dijo...

maru me encanta leerte besos