domingo, 31 de enero de 2010

Es muy de minita llamarlo para decirle que no lo vas a volver a llamar nunca más.

13 comentarios:

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

No! re apoyo eso! Porque no hay nada peor que cuando no nos llaman más y queda la duda del qué paso...
Seamos buenas y sinceras (y no olvidemos el karma!)

Santiago dijo...

Pero después lo llamás de nuevo no?

carlos dijo...

pues no lo llames besos m

lau dijo...

jajaja me tocó una así, sólo que la muy densa me llamó 5 veces en una hora para decirme lo mismo: que no me llamaría más y que no quería verme nunca más en la vida.

enigma cual oráculo de Delfos.

Marian dijo...

No, Maru. Es una boludez. Es como aquellos que te llaman altamente depresivos para decirte..."Me quiero/voy a suicidar". Solo es para llamar la atención porque sabemos que no lo harán.
Esto es lo mismo.

No lo llames más y fue. Si está interesado, se va a preocupar por tu falta de comunicación.

Digo...eso.

BTW, somos minitas y vamos a hacer lo que se nos antoje jeje. ;D

Besos!!

Marian dijo...

Che, por qué no me avisan que esta afirmando y no preguntando?
Que boló que soy, ah?

Ja!

M. (Una Ramera) dijo...

ay tocaya. me hiciste reir! sos una monga!!

Marian dijo...

Oh si! sabes? Mamá me lo dice seguido y yo sonrío orgullosa de sus palabras...... O.o ........

Dolo dijo...

ni hablar de escribirle para decirle que lo borras del MSN y del FB. Guilty!

solum dijo...

Jajaja, sí, es muy de minita. Pero a mí (tal vez por ser minita) me parece super necesario. Hay que dar la cara y blanquear que se terminó, sacarse las dudas. Ojo, es necesario para mí,que también soy minita, je. Porque, en realidad, si el flaco no llama ya está todo dicho,no? El silencio habla más que mil palabras, pero nosotras, siempre, necesitamos constatarlo!
Besos.

Seba dijo...

Jajjaja si totalmente pero no es exclusivo de las minas.

Duroc dijo...

Soy un gato al cual le cae esta "minita". Besos.

maru dijo...

No es de minita... es de persona que quiere ver si el otro reacciona pero es demasiado orgullosa para aceptar que se muere porque no sea la última conversación.

Eso.