viernes, 4 de diciembre de 2009

Antes corría II

Ahora, además, sabe cuándo callarse a tiempo. Dice lo justo y necesario, porque no quiere desperdiciar aire mientras camina. ¿En qué pensás? Nada. ¿Qué te pasa? Nada. ¿Qué sentís? Nada. No es mentirosa, sólo oculta cosas. Es que tiene miedo, dudas, incertidumbres. No sabe cuándo sí ni cuándo no. Hasta dónde. Con quién. Cuánto. Se detiene, mira el camino, y espera. Algo. Alguna cosa. Alguna señal. Alguna palabra de más. Ya no pregunta, no reprocha, ni se queja, ni pregunta. Espera. Escucha. Habla. Pero sólo un poco. Lo demás, lo piensa. Tal vez en en algún se anime a decirlo.

1 comentario:

mariana dijo...

Me enseñas a caminar?
Me enseñas a tomar aire?
Me enseñas a callar?
Me enseñas a pensar y a actuar un poco menos?
I need it.

=)

Buen finde, M.