jueves, 15 de diciembre de 2011

Ruda macho

1. Para los momentos de nervio extremo, tengo una colección de anécdotas boludas que saco a relucir porque sacar a relucir una anécdota boluda en un momento de nervio extremo es como decir "no es tan grave, pelotuda, relajate".

2. Las entrevistas laborales me parecen la pedorrada más grande del universo. Las odio y sufro por igual y el odio y sufrimiento se combinan generando el nervio extremo del que hablaba en el punto 1, así que siempre, sin importar el puesto para el que me estén entrevistando y sin importar si conozco o no al entrevistador, largo un anécdota boluda para ponerme cómoda.

Ayer llegué a una entrevista y no sé cómo introduje lo que me había pasado en el colectivo: subió una señora de unos cien kilos, con el pelo cortito casi rapado, un poco colorado y otro poco morocho. Llevaba un bolsón gigante con una tonelada de ruda macho que enseguida se puso cómoda -la planta- y desperdigó todo su aroma a curandera. Repito que no sé cómo introduje el tópico ruda macho en la entrevista, pero conté todo esto y agregué que si tenía olor a ruda macho no era mi culpa, que no era que me había perfumado con nada para obtener ninguna buena energía.

Hubo carcajadas.

Después, la entrevista.
A la tarde le mandé un mensaje a Juan diciéndole: "Siempre me parece que lo que me preguntan en las entrevistas son pelotudeces pero tampoco se me ocurre qué me preguntaría a mi misma si tuviera que entrevistarme para un trabajo".

11 comentarios:

elpibedesistemas dijo...

Si conseguiste un laburo hablando de ruda macho y no fue en una dietética o santería, sos una genia. Personalmente debés ser muy, muy simpática :)

Saludos,
El Pibe de Sistemas

Fer dijo...

La ruda macho debe tener poderes mágicos, esa señora debió ser un protector que llegó para llenarte del aroma que necesitabas para conquistar a todos. Perdón, leo mucho Harry Potter.
Ojalá la entrevista sea un éxito!

Chila dijo...

odio las esntrevistas laborales, me pongo extremadamente nerviosa también! pero hasta ahora, los comentarios boludos para sacar un par de risas, no me funcionaron...

la peor pregunta que me pueden hacer en una entrevista es la de las virtudes y defectos... es como caer en una trampa mortal jajaja

Leria! dijo...

Jajaj, tal cual, las entrevistas son ODIOSAS!

Agradecé que la ruda macho te dio una anécdota para contar, justo a tiempo.

Yo no podría entrevistar a nadie jamás. Donde me llegan a decir que son músicos, listo. Me colgué hablando de eso y no entrevisté una goma.

Hija del mundo dijo...

Nunca les preguntaron cómo son sus habitaciones??? Jajajaj
Es verdad, las entrevistas no sirven para nada...

Buenísima la historia de la ruda macho! Si te toman vas a tener que poner una en el escritorio!!! :)

Anónimo dijo...

Otra bolupregunta de los entrevistadores:

Como te ves de acá a 5 años?

saludos
Zin

AGUS dijo...

te contrato!

Ashiku dijo...

He tomado muchas entrevistas e importa poco lo que se pregunta.
Todo se vé en la actitud de la persona: cómo llega, cómo se va, cómo te mira, cómo piensa antes de contestar, con qué entusiasmo contesta...

Aparte de llegar tarde y con olor a chivato, hay cosas que jamás me hubiera imaginado que un persona podía responder en una entrevista:
- Estudié arquitectura porque me dijo mi mamá.
- Si entro a trabajar, les pido que al mes me dejen irme a Boston por 30 días, porque mi mamá y mi papá me regalaron el viaje.
- No tenía nada que hacer este año y me dije, a ver qué onda, en una de esas me dan un trabajo.
- Y.... voy a ver si me gusta trabajar en equipo, después les digo.

Al lado de estos nabos, una persona bien dispuesta, simpática, entusiasta, que te mira a los ojos, lo pasa por arriba como una aplanadora. Y mientras sí, podemos estar hablando de cualquier pavada, pero en la menor pavada se nota todo.

Y si alguien nos contaba lo de la ruda, lo tomamos, por original y simpática¡¡¡¡ MUcha suerte¡¡¡

L dijo...

una vez me preguntaron en una entrevista laboral una debilidad mía...y lo primero que se me ocurrió -y dije en voz alta- fue...dulce de leche!

jajaja!!!

ceci dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Es muy buen descontracturar con el humor. No falla., No falla!

MayQueen dijo...

Jajaja, genial... inevitable acordarme de una anécdota boluda de mi tío que bajo consejo de una bruja amiga tomaba whisky con ruda macho para la suerte en el desayuno y caía borracho al laburo.
Pequeña anécdota para sentirme cómoda comentando por creo, primera vez.
Saludooos