viernes, 11 de febrero de 2011

Y un día, me cansé

No quiero trabajar mas en una oficina con una dictadura horaria que me convierte en esa personita gris de la que hablaba algunos días atrás, de ese oficinista promedio que se pasa haciendo la cuenta regresiva para el fin de semana de lunes a viernes. Ese oficinista promedio que buscar excusas para faltar, que se toma quince minutos mas a la hora del almuerzo porque no quiero volver a trabajar. No puedo estar mas, en esta oficina cerrada, con esta luz artificial: cada vez que salgo al patio la luz solar me hace mal, a eso he llegado. No quiero mas tener que escuchar el despertador y sentirme desdichada y que lo único disfrutable sea la ida y vuelta en bicicleta. No quiero mas esta rutina, estos olores, este siempre hacer lo mismo. Pedir el almuerzo en el mismo delivery todos los días, saber a qué hora de la mañana tomo mate y a qué hora de la tarde repito el ritual. No quiero mas tener que disimular ante alguien cuando no tengo nada que hacer y no puede notarse que no tengo nada que hacer. No quiero mas atender el teléfono y volverme loca porque no sé cómo transferir las llamadas. Y no quiero no por caprichosa, sino porque todo esto me está secando por dentro, me está sacando las energías, las ganas, la voluntad, porque todos los proyectos que venía almacenando en la cabeza de repente fueron desapareciendo y los espacios libres se fueron ocupando por una agenda de feriados y nada mas. Porque mi trabajo es técnico y es aburrido y cada día que pasa se vuelve más técnico y mas aburrido, y yo tengo inquietudes, muchas, y esas inquietudes ahora están demasiado quietas porque, de verdad, estoy seca.

Y porque cuando estoy seca lo que necesito es algo que me haga revivir, es que no puedo estar mas acá. Porque necesito agua, sol, y aire. Necesito mis inquietudes revoloteando y saltando por toda mi cabeza, molestas. Inquietudes: quiero que no me dejen dormir a la noche y que me llenen de ansiedad.

No soy lo que pensé que iba a ser a los veintisiete. Esta persona horrible en la que me estoy convirtiendo no me gusta ni un poco. Y por eso necesito irme.

Y porque necesito irme, no me queda otra que renunciar.

48 comentarios:

N dijo...

Venía a decir "Bravo", porque en mi reader el txt terminaba en "Voy a renunciar".
Ahora está suavizado. Como sea, que sea con salú!

En lo personal, siempre que renuncié fue para mejor, lo juro.

Miss Bgui dijo...

:)

Sil dijo...

Just do it.

Makuni dijo...

Por dios Maru!!!!!!
Necesito abrazarte. Yo estoy igual, planeo hacerlo en 2 meses ponele, cuando haya pagado el pasaje a Río.
Te veo despues del primer taller, ya fue.

Fló dijo...

A veces el fin es un comiezo..
Y si tu vida no te gusta asi, se volvio todo lo contrario de lo que vos pensabas, si renuncia. Si como estas ahora no sos feliz, busca todo lo posible para serlo!
Un beso grande y suerteee

Pepita dijo...

Adelante, che. Siempre absolutamente siempre que necesité un cambio, lo hice, y fue para mejor. (supongo que siempre que seguimos lo que deseamos va para mejor, porque aunque la pasemos como el culo, es a costa de ir para el lado que queremos).

Peperina dijo...

Y, volverse una persona gris no está bueno. Renunciá, y a otra cosa.

Caro dijo...

Sabes que me pasa exactamente lo mismo, calcado.
Con la única salvedad de que me gusta lo que hago, pero lo que me mata es la estructura burocratica, que como bien dijiste, te seca la vida y el alma... qué hacer?
Ya estoy buscando alternativas para sobrevivir con otra cosa.
Si tenes los medios para renunciar sin morir de hambre, hacelo, sé feliz.

Mariana dijo...

Yo que vos, si recién volviste de las vacaciones, tomate otra semanita para seguir pensándolo.
Igual, estuve como vos mucho tiempo y cuando renuncié "cayeron" otras propuestas. La ley del vacío, que le dicen. Así que, adelante. Fuchi fuchi a la vida de oficinista!

pajarita Juli dijo...

clap clap, me alegro y te felicito.
enhorabuena usted ha renunciado.

LeO dijo...

Me sumo a la horda de cagones que vive lo mismo y no se anima a pegarle una buena patada al medio del tablero!


Ánimo! Ojalá lo hagas y seguro las cosas se acomodarán cuando el color vuelva a iluminar tu ser.

Cel dijo...

Aprovechá, aprovechá el hastío para generar cambio, renovación y revoloteo de inquietudes.

Gustavo Tozzi dijo...

Que suerte que me cruce con tu blog. Por lo que contas, hagas lo que hagas, será lo que sientas, entonces será lo correcto.
congratuleiyons!! por la onda que tenes ;)

La Tía de Lila dijo...

Si podés, hacelo! y a la mierda el sistema!!! Exitoss!!

Mar dijo...

Estas segura, segura que no sos yo, no???

Absenta dijo...

Y si entre todos los que quieren renunciar arman una panadería de cosas ricas y se llenan de plata? Yo me sumo, como miembro del proyecto y como consumidora

Nuri148 dijo...

Been there, done that, came back triumphant.
Si el cuerpo te lo pide, hacelo. Éxitos!

tonta en mini dijo...

igual que mariana, eso es síndrome post vacaciones...
igual no quiere decir que esté mal el razonamiento, obvio!

Lilián dijo...

Good for you!!! Te felicito. Estoy en la misma. Lo único que me calme por las mañanas es leerte desde el
Reader (xq nos bloquearon muchas páginas, obvio que el Blogspot). Vos que podés, hacelo!!! Yo me la tengo que bancar por el momento, tengo una niña que reclama atencioes, vacunas, colegio y vacciones. Por el momento no me queda otra. Pero con esperanza, ya saldré. Concuerdo con lo q lei en otro comentario... siempre que se renuncia es para mejor!! Felicidades!

Laura dijo...

Basta de oficina! Es el momento para empezar la cuenta regresiva (corta) y volar de ahí! Que el coraje no se debilite, y tome la decisión del año!

Sunshine dijo...

muchos exitos, en tu proximo comiendo de nuevas cosas!

natalì.e dijo...

Hace poco que leo tu blog y hasta el día de hoy nunca había posteado comentario alguno... sin embargo, no puedo dejar de expresar lo mucho que te entiendo! Todas mis felicitaciones por tener la valentía de decir adios a la aburrida vida oficinista :)

Dharma dijo...

eeeaaa!

Vv dijo...

Renuncia! Y guardate un puchito de guita para una vez q seas libre hacer esto http://www.elartedevivir.org/

Para adelante!

Annie dijo...

"El absurdo es que salgas por la mañana a la puerta y encuentres la botella de leche en el umbral y te quedes tan tranquilo porque ayer pasó lo mismo y mañana te volverá a pasar.
Es ese estancamiento, ese así sea, esa sospechosa carencia de excepciones. Yo no sé, che, habría que intentar otro camino".

Aguantes los "otros caminos", y pejarle una buena patada a lo que nos hace ver en blanco y negro!
todo fluye, y siempre hay algo mejor esperando, pero para encontrarlo, hay que soltar..

Ezequiel dijo...

A mi el trabajo que hago me da bastante placer. Soy mensajero en bici y trabajo por cuenta propia.
Si bien a mi me gusta mi trabajo, por no tener jefes ni horarios fijos y por faltar cuando se me antoje sin mas que avisar a mis clientes que no voy. No te recomiendo hacerte mensajera por que es un trabajo de mucha exigencia física, lo que incluye frió, calor, lluvia y cada tanto algún pequeño accidente de transito. Pero si te recomiendo, que busques un trabajo para hacer por tu cuenta. Fijate que sabes hacer, y facturalo.
Todos mis clientes me han dado ofertas laborales en algún momento, y hasta el día de hoy las sigo rechazando, se que no soy útil para la relación de dependencia. Y las veces que he estado en esas condiciones me he tornado violento. De hecho, mi ultimo jefe, por tomar lo que no era suyo sin permiso (Mi coca-cola), a tomado algo que no queria (Pis)

Mona Loca dijo...

Déle.
Es joven, tiene muchas oportunidades, qué está esperando?

Siempre digo que no hay cosa más triste qeu trabajar sólo por el dinero.

Beso.

Dany dijo...

Insisti con TUS cosas. No cejes en ese esfuerzo aunque sea agotador. Que no te quiten lo TUYO. Hacelo ya porque cada día que pasa es más dificil. Una vez le dije a una amiga, si no parás vas a morir de aburrimiento arriba de un formulario. Lo mejor!

Pili dijo...

Con 27 años te puedo decir que entiendo lo que es vivir una vida que no deseas y luchar y arriesgar para cambiarla... El cuerpo habla, hay que escucharlo...seguro no será fácil, pero vas a estar "irremediablemente viva"...convicción...ánimo...
Un abrazo cordobés

Pili

Yuyo dijo...

Yo justamente estaba buscando "estabilidad laboral", pero me metí en un escritorio 10 horas diarias con una de descanso, un sueldo bueno para mi pero mal pagado en general, art y obra social. Eso es mas que estable. Pero es morirse en vida, así que la idea es ahorrar para salir de la carrera de las ratas, una vez logrado eso a la bosta. El tema es aguantarse como cuando uno tiene una gripe asquerosa, automedicarse para no sentir tanto agobio y tener siempre en la mente la recuperación.

Anónimo dijo...

Siendo día 13 tengo 135 pesos para todo el mes. Alquilo. No tengo obra social ni padres ricos, tengo 30 años. Y pese a los tantos momentos de angustia, NUNCA volvería a esa vida gris. NUNCA. Ni aunque alguien del futuro me afirmara que mi economía será siempre así.
No tengo estabilidad, pero mi vida es mil veces mejor!
Anímese.
María

juliette dijo...

Felicitaciones, sí. No todos se animan a abandonar la oficina (por suerte! sino no existirían los oficinistas y el mundo los necesita!)

Anónimo dijo...

tengo 31, estoy pasando por lo mismo que vos, solamente qu eme acompaña el desengalo sentimental... pero ayer mande el telegrama a mi gris oficina donde pasaba gran parte de mi visa, estoy mas aliviada, y no se qu eva ser de mi el mes qu eviene pero no me importa... porqu esea lo qu esea va a ser para bien!!!, toma envion y patea el tablero!!! la satisfaccion de tomar esa desicion es genial!!!! exitos!!!!

Cecil dijo...

Sos yo. Y eso me asusta.

Saludos!

Anónimo dijo...

vamooo minita humille
a disfrutar de todo. seamos pretenciosos

Sofa dijo...

A todo eso, nada que ver mi pregunta... ¿San Valentín existe? ese día salir a la calle es como estar en una oficina gris, nada más que con miles de personas que marketinean con todo lo rojo, rosa, peluchezco, cursi, globos, etc etc. Yo también renuncio pero al día de san valentín
salute, es hermoso poder decidirrrrr

Re dijo...

Tiremos todo a la mierda y pongamos un puestito en la playa.

Eduardo Baró dijo...

Dos veces en mi vida renuncié a la rutina y fue bueno.
Mi mujer, brasilera, periodista, dejó su trabajo re bien pago en Brasilia y se vino a Baires a aprender tango y a vivir conmigo, de paso.
Y viajamos, renunciamos y ganamos.
Tiempo, posibilidades, bicicletas, fotos, amigos.
Nadie merece la rutina.

Vebu dijo...

Desde Ramos, otra ramera te banca.
TE BANCO M.
Que sea para mejor.
Beso!

Pardaflora dijo...

Ahí va, vos renunciá.
Pero después ni se te ocurra pedirnos plata, eh?

Anónimo dijo...

Entiendo muy bien de lo que hablas. Hace unos años me paso lo mismo que vos cuando volvi de unas vacaciones en Salta que me despertaron de mi letargo y me abrieron la cabeza. Y renuncie sin tener nada. Paso un tiempo hasta que consegui otra cosa pero no me arrepiento. Fue la mejor decision que pude haber tomado.
Exitos!
Mariana

Matias dijo...

Comprendo cada palabra.
Me caes bien.
Coraje!

Sil dijo...

Yo me siento exactamente igual. Pero tengo un sueldo tan bueno que sería un pecado renunciar para buscar un poco más de aire libre y desafíos intelectuales. No me queda otra que juntar plata pensando en que algún día voy a poder hacer un gran viaje.

Srta Bennet dijo...

A mi me pasa lo mismo y no estoy en oficina.

Necesitaba leer algo asi. Por mas que ahora me tocan las vacaciones y debo descansar.
Para luego pensar en casi lo mismo que escribis en tu post

Beso

Jerome Turner dijo...

renuncien cagones!

s dijo...

aiiii... pero pero... y quién paga el alquiler de casa y la comida de la perra mientras encuentro otra salida? :(
Hoy es mi primer día de laburo después de las vacaciones. Me quiero pegar un tiro en el marulo más o menos. 5 años estoy por cumplir en la misma oficina!

Anónimo dijo...

pensa lo que yo...a partir de los 33 empezas a aportar para que te de justo la edad para jubilarte con los años de aporte...mientras busca lo que te guste!! jajaja hasta ahora no me fue mal :) saludosss

Soles83 dijo...

buenazo post :)
creo que todos soñamos con la estabilidad en un momento, hasta que se vuelve una trampa mortal.
Yo no estoy molesta con las tareas que realizo, al contrario... como alguien comenta ahí, es "la estructura", algunas "ass faces" que sacaría del medio... en fin.
Salu2

PD. vivimos esclavizados para juntar dinero para comprar cosas que no necesitamos, para impresionar a gente que no nos importa... por eso voy a empezar a ahorrar dinero en las pavadas que me compro para patear el tablero antes :)