miércoles, 9 de febrero de 2011

Loca, como tu madre

Cuando era chiquita era desbolada y mamá, obsesiva de la limpieza, me odiaba por eso. Cuando me mudé (primero acompañada y después sola), descubrí que había absorbido un centenar de costumbres maternales a la hora de la limpieza del hogar. Estas son algunas que implemento en la cocina. Puse solo algunas para que no se espanten.

-Ir a dormir con todos los platos y ollas y cubiertos de la cena lavados y puestos a secar.
-Tener el trapito de la cocina siempre limpio, con rico olor y escurrido.
-Pasar la esponjita en la pileta de la cocina para que no queden restos de grasa.
-Guardar en recipientes bien cerrados los restos de las comidas.
-La mesa sin miguitas.
-La yerba usada en una bolsita aparte que después va al tacho "general".
-Un papel de diario en el fondo de la bolsa de la basura para evitar accidentes en caso que la bolsa esté agujereada.

Cuando le muestre la lista a mamá, va a estar inflada de orgullo.

9 comentarios:

Miss Bgui dijo...

Yo tengo algunas mañas también, pero la que más se destaca es que cuando paso el trapo al piso, dos cosas a saber:
1)Ni se te ocurra caminar mientras esta húmedo, porque SE MARCA
2)Si te lavas las manos en la pileta de la cocina, secate con el repasador sin andar goteando las manos por todos lados. ME MANCHAS EL PISO.

Ya, eso.

Paul Maril dijo...

Las últimas dos, un poco exageradas. El resto, bien, normal.

dani_nemi dijo...

Te diria que se lo guardes de regalo para el dia de la madre. Creo que el hecho de que la hija se le parezca - aunque sea en estas cosas nomás - es el mejor regalo para el narcisismo materno.
Y te ahorras unos $$ de paso jaja

Mariana dijo...

Claramente, loca de la limpieza como soy practico todas esas y otras más, por ejemplo: esponja especial para elementos de teflón (la verde raya). Los cubiertos se secan en el cubiertero, claro, pero agrupados según su especie. Además los cuchillos van para abajo y los tenedores hacia arriba.
Y sí, hay más.

nomesalelapalabra dijo...

Fijate también dónde guardás las cosas -o dónde nolasguardas-. En casa propia, el aceite suele estar en el mismo lugar en donde madre lo ponía, y lo mismo se repite con: el pan, la tijera, la ropa para lavar, la escoba y muy probablemente el secador.

Sol dijo...

Es horrible cuando te ves haciendo cosas de ese estilo q hacía tu madre :S...lo peor es cuando no le encontras motivos REALES a esas manías, ej: pasar el trapo x toda la pileta cada vez q terminas de lavar para secarla y q no quede con gotitas...(lo juro)

J. dijo...

Estoy considerando seriamente que tenemos la misma madre...

Josefina Costa dijo...

jajaja hago todo eso, excepto lo de yerba. y por las mismas razones, mamá obsesiva de la limpieza, hoy ya se le pasó y me dice a mí que soy obsesiva.

Rusa♫ dijo...

Será tu madre virginiana también? Yo tuve q lidiar con su obsesión por la limpieza, hasta que dejó de ser un fastidio a mis 15 años, y fuimos dos obsesivas con la casa impecable, y la felicidad de los sábados con la limpieza general! jaja
Nada como terminar exhausta, pero oliendo a cera de los pisos y un sándalo quemándose.