miércoles, 26 de octubre de 2011

Un día capaz que empezás a sentir que no podés contar siempre con alguien.
Que nadie es incondicional.
Y te entristecés un pedazo ASI de grande.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

uff. sí. totalmente.

nomesalelapalabra dijo...

Frase que se traduce en la famosa "somos solos". Durísima, pero real al fin.

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Lo peor es darse cuenta de que eso es verdad.

Un día no vas a tener a nadie con quien contar.

Nadie es incondicional.

Y sí, te da un ataque de tristeza terrible... Pero al menos para mí fue liberador.

Saludos.

Anton Cannobal dijo...

Claro que si, el único incondicional a vos (valga la redundancia) , sos vos mismo.
No te amargues :)