jueves, 6 de octubre de 2011

Seres de luz


Objetivamente, yo era linda.

Objetivamente significa: tenía una altura normal, un peso que no era ni mosca ni ballena, buen pelo, lacio, largo, rubio, sin teñir. Tenía medidas importantes pero armoniosas. Pero tenía: mala onda, mal humor crónico, un cansancio que no se iba con nada, timidez y un sentido del humor que me causaba gracia solamente a mi.

Algunas veces dijeron de mi justamente eso: que estaba buena pero siempre decía que estaba cansada. Que estaba buena pero siempre de mal humor. Que estaba buena pero era demasiado tímida. Demasiado callada. Demasiado oscura. Una vez, incluso, un profesor me dijo, delante de toda la clase: “Vos por ejemplo, sos linda, pero siempre estás sentada en posición de indio y con la espalda encorvada, se nota que tu autoestima está por el piso”. Fue uno de los momentos más vergonzosos de mi carrera universitaria.

Yo sabía que, objetivamente, era linda. El problema era que yo ni me creía linda, ni me veía linda, y hacía todo lo que estaba a mi alcance para que nadie pudiera verme linda.

Siempre pensé que el problema era de actitud. Yo tenía todo para ser linda pero me esforzaba en afearme. Hace poco me pasaron un estudio de Dove en el que se habla de la luz propia. Que la belleza es tener luz propia. Y que la luz propia no es andar con un reflector en la cabeza sino tener, además de actitud, ganas, voluntad, alegría. Es tener chispa y ser ocurrente, no tener miedo al qué dirán, no callarse para evitar el ridículo. Es tener energía. Contagiar la energía a los demás. Ser independiente. Sentirse bien para que te vean bien. Es irradiar luz. Ser luminosa.


Yo estoy aprendiendo. Ya no tengo tanto mal humor (o al menos puedo controlarlo para no joderle la vida a los demás) y las horas que duermo me alcanzan para decir que “estoy bien” en lugar de “estoy cansada”. Me acostumbré a sentarme derecha y a hablar en voz alta y decir lo que quiera decir sin que me importe demasiado si al otro le parece una estupidez. Y todo esto, aunque parezca un discurso motivacional, me ayudó, principalmente, a quererme mucho más. Y a darme cuenta que todo, absolutamente todo, parte de quererme a mi.

21 comentarios:

jime rivas dijo...

Y sí, se deberían dictar talleres de autoestima o de emocionalidad, en ninguna institución enseñan cómo sentir ni cómo quererse, ni siquiera a respetarse un poco. Uno va aprendiendo como puede y a transmitirlo. La gente te dice que tenés que quererte, lo que no te explica es cómo. Saludos

Ati dijo...

Coincido, siempre pienso que a mi nadie me enseño a quererme, entonces es como que tengo que descubrirme y aprenderme y gustarme (no me gusto)...
entonces siempre tengo ganas de trabajar o preparar ubn tellercito para las nenas o chicas para que aprendan a quererse y respetarse...

Muma dijo...

Amate y no tendras rivales!

Azul Profundo dijo...

claramente muy cierto, a veces una no se da cuenta de como se afea una misma con la actitud, nada mas lindo que una mujer feliz dicen por ahi, saludos!

MissBgui dijo...

Fantástico, como siempre.

Fer dijo...

Es solo una cuestión de actitud, lo dijo Fito, un feo entre entre los feos y se levantó a Cecilia.

mariposa dijo...

Me gustó mucho tu entrada, creo que me puso de buenas . ")

Sara dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, creo que hace falta mucho valor para vencer a la timidez, al miedo, al "qué dirán"... y lo digo porque yo no lo he hecho y me he sentido un poco estúpida al leer tu entrada.
De verdad, sé que estarás orgullosa de ser como eres, pero aunque no necesites que te lo digan, yo croe que tu forma de ser está bien.

ceci dijo...

Qué lindo post! Me sentí bastante identificada.. porque cuando veo fotos mías d ehace unos años pienso "che, estababuena" pero ni en pedo me daba cuenta; no me creía capaz de gustarle a alguien! Y cuando esa autoestima está por el piso, difícil que irradies luz.. o quizá sí, pero no sirve de mucho si vos no la sentís adentro.
Beso grande.

Ashiku dijo...

Qué lindo, me alegro por vos.
Mi amigo bloguero Pablo escribió algo hace un par de años sobre las personas que esplenden, ¿a que conocés a alguien así? Y está bueno es´tar dispuesto a serlo, por los demás y por uno mismo.
Peráte, que lo busco...

Acá.
http://anioralgias.blogspot.com/2009/09/solo-un-parecer.html

María dijo...

Todo por $2.-

Rocio dijo...

Este tema me toca de cerca, toda mi adolescencia hasta los 20 ponele fui muy timida, flaquiita, no tenia onda, nadaa,ja!eso me limitabga para todo, pero desde que entre en la facu maduree bastante y aprendi a quererme, a tomar confianza, a sentirme segura, a decir: estoy buena!!soy linda!!y ahora es como que quiero ser lo contrario, llamar la atencion cuando salgo a la calle y sentirme hermosa, y vestirme lindaa!!eso me hace bien!!:)

Pipistrela dijo...

Totalmente. A mí me pasó que tuve a mi hija muy chica y tuve un lío con mi cuerpo... claro imaginate de "estar buena" había pasado a estar arruinada... y me costó muchísimo volver a reencontrarme conmigo, no físicamente porque jamás tu cuerpo vuelve a ser como antes, era volver a quererme. Ser linda es sentirse linda. Es el único truco.

Anabella dijo...

Comparto.

Flake dijo...

Dove es la marca de jabones? Les agarró un un ataque de humadidad? O después del informe la gente corrió a comprar el nuevo jabón linea "suavidad y limpieza interior" (?)

Mariana dijo...

Me gusto mucho tu entrada! Y sobre todo me sentí muy identificada! Besos que andes lindo! :)

~ Olivia ~ dijo...

Somos compañeras de camino entonces!
estoy tratando de seguir ese sendero, de reirme mas, disfrutar de mi misma
aunque a veces hay quienes te ponen algunas piedas, o una se autoboicotea, pero habra que seguir dando batalla a los males cronicos de nuestra actitud y salir triunfante
besosQ!

Mirta Lepetisa dijo...

¡Vamos minita querete mucho, que te lo merecés!

Killercita dijo...

Pues eso me pasa todo el tiempo, tanto que es normal para mi. Por lo menos te decían que eres linda, hay casos (como el mio) que ni eso dicen y sumado a que una se siente fea, empeora todo. Esta buenísimo que vos misma levantes tu autoestima. La mejor solución es quererse a uno mismo y mejorar como persona, así se logra ser lindo tanto por fuera y por dentro.

eL BUSCADOR dijo...

la onda esta en quererte un poquito jejejeje cuidate te sigo amiga

Nati dijo...

hermoso! a mi también me pasó lo que contás y estoy aprendiendo a quererme cada vez mas, porque siempre podés quererte mas y eso se nota, cambian tus relaciones y hasta los días se ponen mas lindos.
Lindo lo que escribís