lunes, 21 de mayo de 2012

Rebuscadísimo

Cuando me doy cuenta que alguien está dejando de quererme empiezo a buscarle defectos así, para cuando el otro dejó de quererme del todo, yo ya lo odio por completo.

4 comentarios:

Paul Maril dijo...

No es tan rebuscado, pasa bastante a menudo, solo que la mayoría no tiene la sensibilidad que vos tenés para darse cuenta.
Cuando uno quiere idealiza un poco, disimula defectos, tolera cosas, completa faltantes. Cuando se deja de querer, empieza a caer el velo y queda al descubierto el monstruo, odiable y viscoso. Y que siempre estuvo ahí, por cierto.

Meel Romero dijo...

El mejor método de autodefensa

Paloma dijo...

A mi me pasa. Al menos no me siento tan sola en la isla de los rebuscados...

x dijo...

Qué bien lo dijo Paul Maril... tal cual!