jueves, 16 de mayo de 2013

¿Cuál fue la crisis de ansiedad más grande que tuviste en tu vida?

El lunes 27 de mayo me subo un avión y me tomo el palo al viejo mundo y vuelvo el 5 de julio.
Desde el comienzo del plan la idea fue armar un diario de viaje bien old school: comprar un cuaderno, escribir a mano, pegar fotos, hacer como hacíamos con la agenda quinceañera pero quince años más tarde.
Me rendí a los dos minutos porque sé que escribir a mano es algo que ya no se usa (y me cansa y me aburre), porque no voy a llevar una plasticola al viaje y porque... bueno... tengo casi treinta años.
Entonces trasladé la idea a un .doc y después, como cualquier pavada que escribo me dan ganas de compartirla, me dije que por qué no volvía acá así que aquí estoy. Y sé que los blogs están muertos pero ¿qué opción me queda? ¿compartir un google doc? No.

Hace algunos días empecé a escribir algunos posts sueltos y pensaba empezar a publicar mañana, faltando exactamente diez días para viajar. Recién por chat me dijeron: pero no deberías publicarlo, no sé, un día antes? es muy pronto para mí. falta mucho, quiero decir.

Y es cierto. Sí. Claro. Por supuesto. No podría negarlo.
Falta mucho pero lo único que pienso es que hace seis meses, cuando saqué el pasaje, faltaba muchísimo más. Y que desde el día que saqué el pasaje, me levanto y lo primero que pienso es que cada vez falta menos. Y que si no hago algo estos últimos diez días antes del viaje la ansiedad me va a convertir en la persona más hinchahuevos del universo porque yo no dudo un segundo en decir que la crisis de ansiedad más grande que tuve en la vida es esta.

Entonces, sí, falta mucho pero mañana empiezo a publicar el diario de viaje Europa 2013. Y al que no le gusta que no lea.