sábado, 31 de diciembre de 2011

Repetimos deseo

Por un 2012 con el doble de risas,
¡salú!






Y como pedimos un 2010 con el doble de risas que el 2009 y después un 2011 con el doble de risas que el 2010 y todo se cumplió, podemos afirmar que este año explotaremos el termómetro de felicidad.