jueves, 7 de julio de 2011

A veces me da muchísima tristeza ver a amigas sufriendo por tipitos que no valen ni diez centavos.