martes, 14 de junio de 2011

Lo dejo a tu criterio

Mientras me bañaba pensaba que mi novio y yo no tenemos ningún apodo meloso. Quiero decir: eso no lo pensaba, eso ya lo sabía. Lo que pensaba, en realidad, era si no tener un apodo meloso, algún código interno medio vergonzoso, es en realidad una prueba de madurez o un evidente signo de desamor.

Me hicieron reir a mi también

Recién volvía de trabajar en el 168 y atrás mio dos chicos se reían mucho y se burlaban porque en su terciario/carrera universitaria/colegio nocturno le decían "break" al recreo.