lunes, 11 de abril de 2011

A mi antes los gatos me daban asco, miedo repugnancia, y un montón de cosas horribles que desaparecieron de un día para el otro y me convirtieron en una futura vieja de los gatos. Hoy me pasaron esta página y no puedo parar.

No puedo parar.

(vía @minervisha)