viernes, 1 de abril de 2011

En el banco

- Un gatito teñido de rubio con una camisola tipo de seda, medio arrugada, un poco transparente (soy un queso son los nombres de telas) levantándose al de seguridad.

- Una señora con un gancho gigante en la cabeza y una remera que rezaba "Rod Stewart".

- Otra señora, muy muy muy petisa, con unos tacos muy muy muy altos.

- Una chica de dieciséis, completamente insoportable, que hablaba con su amiga de sus relaciones fallidas, de su novio actual, que es muy celoso, de Julia, que es una gorda pelotuda, de la cajera del banco que es una forra de mierda, de la cola que estaban haciendo de la concha de la lora, de que no tenía tiempo para todo lo que tenía que hacer, de que cómo no va a poder comprarse eso si tiene una casa en Belgrano R. Un detalle no menor que colaboró con mi irritación: todo el tiempo se acomodaba el pelo, impecable pelazo de publicidad.

Momentos feos (II)

(merecía post aparte porque es horrible)

-Te das cuenta que te cansaste de escuchar la canción que pensaste que nunca ibas a cansarte de escuchar.

Momentos feos (I)

-Ir a buscar yerba para el mate y que no haya.
-Darte cuenta que el timbre del colectivo no funciona y vas a tener que gritar "parada".
-Que alguien abra el agua en la cocina mientras te estás bañando y te quemes o congeles.
-Las toallas se secaron con un olor raro.
-Te olvidaste de ponerle sal a la comida y tiene gusto a nada.
-¡Sorpresa! Una cucaracha.
-No lograr que sintonice bien el programa de radio que querés escuchar.
-Estar llegando a la parada del colectivo y ver que el colectivo arranca y se aleja.
-Borrar sin querer el mail que estabas redactando hace quince minutos.
-El peluquero te dice "listo".