lunes, 7 de febrero de 2011

Gris

Recién me senté en el piso del baño del lugar donde trabajo y me pregunté una y mil veces cuándo me convertí en esta persona gris que espera los feriados como una criatura a Papá Noel y llora del dolor de panza los domingos porque no quiere que sea lunes.

Mirá, Saudaris, así era el atardecer en la playa